Vista del estado actual de las obras de la basílica de Antoni Gaudí
Vista del estado actual de las obras de la basílica de Antoni Gaudí - EFE

Después de 137 años, la Sagrada Familia ya tiene licencia de obras

El templo de Antoni Gaudí tendrá que pagar más de cuatro millones de euros al Ayuntamiento de Barcelona

M. Vera
BarcelonaActualizado:

El Ayuntamiento de Barcelona ya ha regularizado las obras del templo de la Sagrada Familia, que llevaba 137 construyéndose sin licencia. En medio de proclamas anticlericales, el consistorio de Ada Colau acordó un pago de 4,6 millones de euros con la Junta Constructora de la basílica que se formalizó finalmente en octubre del año pasado.

Así las cosas, y después de usar esta cuestión como munición electoral durante la pasada campaña, la Comisión de Gobierno del Ayuntamiento ha aprobado esta semana la concesión de un permiso a la Junta Constructora del templo, por el que deberá pagar 4,6 millones de euros al Ayuntamiento en concepto del Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) y la tasa de licencia de obras.

En un comunicado, la Sagrada Familia destaca que la licencia le permitirá seguir construyendo el proyecto de Antoni Gaudí -que prevé terminar en 2026- y que según han resaltado, es el resultado de un trabajo conjunto entre el Ayuntamiento de Barcelona y la Sagrada Familia. A su vez, la teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, ha apuntado que la licencia de obras establece una altura máxima de 172 metros y una superficie construida sobre rasante de 41.000 metros cuadrados y dos plantas sótano.

La licencia también describe una construcción del templo por etapas, y prevé un plazo de ejecución total que finalizará en el año 2026. La licencia se circunscribe a la parcela que ocupa actualmente el templo, sin abordar la posibilidad de la continuidad del proyecto con la escalinata de acceso a la fachada de la Gloria por la calle de Mallorca, lo que obligaría a derribar algunos edificios. El pago de la licencia se suma a otro importe que deberá pagar el templo bastante más cuantioso. Un total de 36 millones de euros en diez años para financiar los gastos municipales que generan las actividades de la basílica.