Mascarell, esta mañana en su comparecencia
Mascarell, esta mañana en su comparecencia - ABC

El delegado de la Generalitat en Madrid se suma a la carrera por la alcaldía de Barcelona

Ferran Mascarell, que apoya a la Crida Nacional, quiere conseguir la «unidad real entre candidaturas soberanistas»

BarcelonaActualizado:

"Con mucho orgullo", el actual delegado de la Generalitat en Madrid, Ferran Mascarell, ha anunciado este lunes oficialmente que, como se intuía desde hace tiempo, se postulará como candidato “independiente y soberanista” de cara a las elecciones para la alcaldía de Barcelona el próximo mayo.

El que había sido un peso pesado en el socialismo catalán y que ahora es uno de los impulsores de la Crida Nacional ha asegurado que su propuesta llega “desde la más absoluta independencia”, sin ninguna formación a sus espaldas ni ningún lobby que lo arrope. Así, ha evitado confirmar si Carles Puigdemont, el expresidente fugado en Bélgica, le avala.

Durante un encuentro con periodistas, Mascarell ha defendido que lleva más de un año pensando en la posibilidad de entrar en la carrera por la alcaldía y que finalmente ha decidido hacerlo al ver la tónica actual de los sectores independentistas, que no han fraguado una candidataria unitaria capaz de competir contra el "populismo español". De hecho, a día de hoy, los movimientos soberanistas tienen en precampaña las propuestas de PDECat, ERC y la de Primàries Barcelona, que este diciembre afrontará su elección de líderes.

Para él, una candidatura que una todas las fuerzas soberanistas puede acabar conquistando la alcaldía. "Tenemos que ir a buscar una unión de 21 concejales, no es bueno que intentemos gobernar varios grupos de 8 o 9 ediles", ha asegurado. "O la dinámica de los partidos cambia o perderemos las elecciones y no sabremos por qué", ha argumentado. Con esta filosofía, su propuesta arranca con el lema "Fem una Barcelona sense límits" ("Hagamos una Barcelona sin límites").

Pensar en un proyecto de ciudad

En este sentido, Mascarell ha lamentado que hasta ahora los movimientos preelectorales se estén basando en las caras y no en los proyectos de ciudad y que las facciones soberanistas no se han centrado en conseguir esta unidad. "Tenemos que tener un proyecto de mayorías, que haya pactado a priori los anhelos de ciudad", ha aseverado.

Así, ha hecho un "llamamiento a la ambición" para que Barcelona vuelva a recuperar el liderazgo y pueda hacer frente a un Estado autoritario, inmobilista y partidista. Entre sus líneas de campaña están el convertir la capital catalana en la capital de una República catalana y en un referente de la libertad y democracia, justicia social, prosperidad y bienestar.

Mascarell, que ha avanzado que dejará el cargo en la delegación de Madrid próximamente, prevé celebrar un acto a mediados de enero para empezar a desgranar su propuesta, que sentencia que aunque llega tarde llega para "ganar las elecciones, y las podemos ganar".