Imagen de la detención del fugitivo holandés.
Imagen de la detención del fugitivo holandés. - Policía Nacional

Capturado en Gerona un ladrón de diamantes de los Países Bajos

Las autoridades holandesas le consideraban de «peligroso» y sobre él caía una Orden Europea de Detención y Entrega

ABC
BarcelonaActualizado:

La Policía Nacional ha detenido en Platja d'Aro (Gerona) a un fugitivo de la justicia holandesa considerado "peligroso" que en mayo de 2018 protagonizó, junto a otros dos delincuentes, un asalto violento con armas en un hotel de Ámsterdam, en el que se apoderó de una importante cantidad de diamantes. Tras cometer el atraco, se dieron a la fuga en un potente vehículo de alta gama.

Según ha informado este viernes la Policía Nacional, el fugitivo, de 30 años y nacionalidad holandesa, fue identificado el pasado 6 de julio en una concurrida zona de ocio de Platja d´Aro. Aunque había cambiado su aspecto físico y presentó a los agentes documentación rumana falsa, finalmente se confirmó su identidad mediante el análisis de sus huellas dactilares y se procedió a su detención. El asaltante era miembro de un clan familiar especializado en delitos contra el patrimonio y recibía el calificativo de "peligroso".

El hombre fue detenido en virtud de una Orden Europea de Detención y Entrega por delitos económicos, financieros, contra el orden público, la seguridad del estado y falsedad documental. La policía holandesa identificó a los autores materiales del asalto, el arrestado y una mujer también de nacionalidad neerlandesa, y registró el piso del principal sospechoso en una pequeña localidad del sur de Utrecht, donde se localizaron dos armas de fuego, cargadores y numerosa munición.

Las indagaciones de la policía y justicia holandesa apuntaron a que estas personas podrían ocultarse en una localidad de la Costa Brava, por lo que a finales del mes de mayo de este año cursaron una Comisión Rogatoria a la justicia española. En el momento de su detención, el delincuente holandés intentó hacer entrega a una de las personas que lo acompañaban de un reloj de lujo que portaba, valorado en más de 15.000 euros, si bien los agentes actuantes procedieron a su intervención y remisión a la autoridad judicial competente.

La operación ha sido desarrollada por agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de Sant Feliu de Guíxols (Gerona), en colaboración con las autoridades judiciales y policiales de los Países Bajos, y con la colaboración de los Mossos d´Esquadra en el momento de su detención.

El detenido, al que le constan también antecedentes por delitos de estafa en España, fue puesto a disposición de la Audiencia Nacional, quien deberá resolver sobre la petición de extradición, informa EFE.