Los concejales Janet Sanz y Gerardo Pisarello, esta mañana en la plaza de la República
Los concejales Janet Sanz y Gerardo Pisarello, esta mañana en la plaza de la República - EFE

Barcelona estrena la plaza de la República

El Ayuntamiento de Ada Colau descubre las nuevas placas en un acto en el que sus ediles vuelven a defender los valores republicanos y critica la Monarquía

BARCELONAActualizado:

La plaza Llucmajor de Barcelona ya es historia. Esta mañana se ha descubierto la placa con la nueva denominación de este espacio del barrio de Nou Barris, que pasa a ser ya oficialmente la plaza de la República. La inauguración ha sido muy celebrada por el gobierno de Ada Colau, que desde su llegada al Ayuntamiento ha impulsado diversos actos de homenaje a la República.

El primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, y la concejal del distrito de Nou Barris, Janet Sanz, han sido los encargados de descubrir la nueva placa y han aprovechado la ocasión para poner en valor los valores republicanos y criticar a la monarquía por ser una "anomalía" en la democracia.

Durante el acto, Pisarello ha destacado que Barcelona es la primera gran ciudad del Estado en tener una plaza de la República y ha defendido los valores republicanos de libertad, igualdad y fraternidad, también entre pueblos, "valores que no han perdido su sentido, sino que están más vigentes que nunca".

El consistorio ha puesto énfasis en que la placa se ha estrenado justo un día después de cumplirse 80 años del inicio de la Guerra Civil y el mismo en el que debían empezar también en 1936 las Olimpiadas Populares en Barcelona, que se organizaron como alternativa a los Juegos Olímpicos "impulsados por el nazismo en Alemania". Pisarello también ha resaltado que el acto coincide con el día en que el Ayuntamiento ha ordenado el cese de actividades de la libraría Europa.