Barcelona tiene 13.000 taxis en funcionamiento
Barcelona tiene 13.000 taxis en funcionamiento - INÉS BAUCELLS

Barcelona ofrecerá cursos de inglés gratuitos a sus taxistas

El Ayuntamiento pretende así que los conductores puedan mejorar su comunicación con los visitantes que llegan a la ciudad

BARCELONAActualizado:

Barcelona facilitará el aprendizaje de inglés de sus taxistas para que puedan ofrecer un mejor servicio a los clientes extranjeros. El Ayuntamiento, a través de Barcelona Activa, el Instituto Metropolitano del Taxi (IMET) y el Consorcio de Turismo de Barcelona, ofrecerá un curso en línea gratuito de inglés para los 13.000 taxistas que trabajan en la capital catalana y en su área metropolitana.

El objetivo de este curso es facilitar el aprendizaje y la adquisición de herramientas básicas de comunicación en inglés, de cara a facilitar la comunicación en una ciudad que recibe anualmente cerca de 30 millones de visitantes, muchos de ellos de habla inglesa, y un segmento importante de población extranjera residente en la ciudad.

El concejal de Empresa y Turismo, Agustí Colom, detalla que "este programa formativo se ha diseñado teniendo en cuenta las necesidades formativas del sector, pero también las posibilidades de dedicación cuando un profesional está en activo".

También conocimientos culturales

El curso incorpora, además de la enseñanza de la lengua inglesa, conocimientos culturales sobre la ciudad que se complementan con casos prácticos de situaciones reales que se pueden encontrar los y las taxistas durante el servicio.

El curso comenzará el próximo 15 de enero y tiene la inscripción abierta a través de la web municipal. La formación se ha extendido a todos los taxistas de la ciudad después de dos pruebas piloto celebradas en enero y abril, en la que participaron 150 personas en la primera edición y 149 en la segunda.

El curso "Online English for taxi diverso" va dirigido a los cerca de 13.000 taxistas en activo que hay en Barcelona y el área metropolitana, tiene una duración de cuatro semanas, no hacen falta conocimientos previos de inglés y está formado por cinco bloques pedagógicos y 20 lecciones.

Al final de cada bloque hay una actividad práctica, el objetivo es desarrollar, de manera dinámica y entretenida, herramientas de comunicación en situaciones reales - mediante role plays - con clientes de lengua inglesa.

De esta manera, los diálogos giran en torno a aspectos como el tráfico, el pago del servicio, la climatología, la pérdida de un objeto, como encontrar una dirección o aspectos culturales básicos de la ciudad.

El proyecto tiene un coste de 30.000 euros y está financiado con el Fondo de Fomento del Turismo, proveniente de la recaudación en Barcelona del impuesto sobre estancias en establecimientos turísticos.