Una imagen del barrio del Raval de Barcelona
Una imagen del barrio del Raval de Barcelona - EUROPA PRESS

Barcelona detecta nueve pisos municipales del Raval usados como «narcopisos»

El consistorio ha revisado los 6.274 pisos con contrato de alquiler del insituto municipal de vivienda y ha concluido que el 96% los utiliza correctamente

BARCELONAActualizado:

Nueve pisos propiedad del Ayuntamiento de Barcelona, ubicados en el barrio del Raval, se utilizan como «narcopisos». Así lo reconoció ayer el Consistorio tras revisar por primera vez de forma «exhaustiva» los pisos que tiene alquilados a través del Institut Municipal d'Habitatge i Rehabilitació.

Según informaron ayer fuentes municipales, el Gobierno de Ada Colau ya ha abierto procesos judiciales para recuperar esas viviendas, en las que se vende y consumen drogas como heroína. Por su parte, el gerente de Vivienda del Consistorio, Javier Burón, destacó que las viviendas en cuestión no están «okupadas» sino que sus inquilinos pagan el alquiler y han promovido o facilitado el uso de la vivienda como «narcopiso» -traficando, distribuyendo o almacenando droga-.

A su vez, el concejal de Vivienda, Josep Maria Montaner, ha destacado que los pisos afectados son «sólo» nueve de los 6.274 que tiene el Ayuntamiento. «Cuidaremos, revisaremos y mantendremos mucho mejor de como se ha hecho hasta ahora el parque de vivienda, haciendo que sea mucho más difícil que esto se vuelva a producir», resaltó el edil.

Pisos por 200 euros al mes

Con esta revisión, el Ayuntamiento ha comprobado que más del 96% de los inquilinos de los cerca de 6.300 pisos revisados tenían contrato vigente durante el trabajo de campo y hacían un uso «adecuado» de sus viviendas. Asimismo, en un 3,3% de los casos había casos de impagos, «okupaciones» y dificultades para recuperar las llaves tras vencer el contrato. Finalmente, el gerente ha explicado que el precio medio del alquiler es de 202 euros, y que un tercio de los inquilinos tiene además subvención de servicios sociales.