Batlle, ante los medios en una imagen reciente
Batlle, ante los medios en una imagen reciente - MARTA DÍAS

El Ayuntamiento de Barcelona reconoce abiertamente la «crisis de seguridad»

El concejal Albert Batlle ha pedido un análisis «sereno y responsable» de la situación y promete más medidas

A. Cabeza
BarcelonaActualizado:

El teniente de alcaldía de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, ha salido este miércoles a dar la cara por la situación que vive la ciudad, especialmente después de los tres últimos apuñalamientos de gravedad en peleas en la vía pública, y ha admitido este miércoles que existe una "crisis de seguridad" en la ciudad, donde han aumentado un 9% los hechos delictivos, aunque los delitos contra personas han disminuido un 1'27% en el último semestre.

En un acto en Barcelona junto al primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, Batlle ha apelado a hacer un análisis "sereno y responsable" sobre la sensación de "inseguridad" en la capital catalana y ha querido lanzar un mensaje de optimismo: "Barcelona sigue siendo una ciudad segura en comparación con otras como París, Londres o Roma".

Preguntado por los medios por los últimos casos noticiosos, Batlle ha asegurado que un apuñalamiento es siempre un hecho desgraciado, pero que si ocurre lo importante es que se produzca una "intervención policial que recupere la confianza de la ciudadanía", como cree que ha ocurrido en la mayoría de estos casos en Barcelona, que asegura que es una ciudad segura.

El responsable barcelonés ha remarcado que se tomarán medidas para revertir la actual situación porque, como llevan semanas diciendo, no quieren que se convierta en crónica ni que sea irreversible. Entre ellas está el aumento de efectivos prometido, tanto de agentes de la Guardia Urbana como de Mossos d'Esquadra.

En Barcelona se han producido en lo que va de año un total de trece crímenes mortales, lo que supera el número de víctimas que se registraron en la capital catalana a lo largo de todo 2018, que finalizó con diez.