Los pasajeros desalojan a la carrera la Estación de Atocha - Foto: EFE / Vídeo: Matías Nieto

La supuesta granada del AVE superó los controles de seguridad de Sants en Barcelona

Los Mossos desalojaron dos trenes al detectar un objeto sospechoso cuando la granada-hebilla y su portadora ya estaban de camino a la capital. La Policía la identificó en Atocha y comprobó que se trataba de un cinturón con forma de granada

Barcelona / MadridActualizado:

Una falsa amenaza de bomba registrada en la estación de Sants de Barcelona ha obligado esta mañana a cerrar dicha estación y su homóloga madrileña de Atocha Renfe. Los Mossos d'Esquadra informaron a primera hora del desalojo de dos trenes en la parada barcelonesa al sospechar que una mujer que se dirigía a Madrid portaba un explosivo tipo granada en su maleta. Sin embargo, el supuesto explosivo era en realidad una hebilla de cinturón y todo el caso podría ser causado por un error en los controles de seguridad en la ciudad condal.

Así las cosas, fuentes policiales han confirmado a ABC que la supuesta granada superó el escáner del control de seguridad de la estación de Sants de Barcelona y subió a un tren, que ha partido a las 7.40 horas de la capital catalana. Fue a posteriori, ya con la viajera, su maleta y su cinturón con forma de explosivo de camino a la capital, cuando los Mossos han acudido a Sants avisados por los servicios de seguridad de Adif.

En concreto, la policía catalana ha recibido el aviso a las 8.02 horas, más de media hora después de que la pasajera hubiera pasado sin problema alguno los arcos de seguridad. Sin saber aún si la maleta sospechosa seguía en el andén con su propietaria o ya de camino a Madrid, los Mossos han desalojado parte de la estación y cuando han corroborado que la mujer ya no estaba en la instalación barcelonesa han activado las alertas de Atocha, donde temporalmente no se ha permitido a ningún tren entrar físicamente en la estación.

Alli, además de desalojar preventivamente la estación, se ha identificado a la mujer nada más bajar del convoy. Poco antes de las diez, ya con la falsa amenaza descartada, las estaciones han vuelto a la normalidad y sobre las 11 horas los horarios de los trenesfuncionaban sin grandes alteraciones. En todo caso, unos 20 trenes y unos 5.000 pasajeros se han visto afectados directamente por el incidente, según algunas fuentes.

Estudian una posible negligencia

Con el susto ya pasado, que ha afectado a centenares de pasajeros en hora punta, tanto Adif como los Mossos d'Esquadra han abierto sendas investigaciones para esclarecer las causas del suceso. "Es obvio que los protocolos de seguridad no han funcionado", ha asegurado el comisario de los Mossos, Joan Carles Molinero, en una comparecencia posterior.

La policía catalana ha atribuido el suceso a una "disfunción" del protocolo de seguridad porque a pesar de que el controvertido objeto ha sido detectado por los escáneres, en unas imágenes que se tienen que estar visualizando por alguien permanentemente, no se ha detenido a la pasajera, que es algo que los vigilanes tendrían que haber hecho de ipso facto.

En este sentido, los agentes trabajan con la principal hipótesis de que el caso puede haberse dado por un fallo humano, aunque no descartan que pueda haber ocurrido por una disfunción técnica, una negligencia o un incumplimiento del protocolo. Paralelamente, los Mossos convocarán en los próximos días una reunión de urgencia con Adif y Renfe para revisar qué ha fallado en los protocolos.

Desalojo en la estación de Atocha
Desalojo en la estación de Atocha - EP
La hebilla del cinturón que han confundido con una granada
La hebilla del cinturón que han confundido con una granada - ABC

Cronología de la «amenaza»

En un primer momento, los responsables de la seguridad de la estación de Sants no le dieron mayor importancia a la supuesta bomba, pero al revisar con las cámaras de seguridad activaron el dispositivo de alarma. Fue entonces, a las ocho de la mañana, cuando los Mossos desalojaron dos trenes de las vías 3 y 4 de la estación barcelonesa para hacer comprobaciones en los convoyes y la vías del AVE y pidieron a Renfe que detuviera la circulación de trenes de Alta Velocidad a su paso por la estación.

El aviso fue emitido poco después de las ocho de la mañana por parte de los servicios de vigilancia de la estación de Sants, uno de los puntos más concurridos de la ciudad condal durante las «horas punta» al tratarse de un importante nudo de trasporte.

ABC
ABC

Al parecer, según han dicho a Efe fuentes de la investigación, el retraso en dar ese aviso por parte de los vigilantes de Adif ha permitido que la mujer portadora de la maleta montara en el tren con destino a Madrid. La compañía informó sobre este hecho a través de megafonía y por las redes sociales. Mientras tanto, agentes de los Mossos entraron en otros convoyes del AVE que no fueron desalojados e hicieron un recorrido por los vagones.

Pasajeros retenidos este miércoles en la estación de Sants
Pasajeros retenidos este miércoles en la estación de Sants - INÉS ARROYO

Retrasos y trenes perdidos

Inés Arroyo, una pasajera presente en el momento del desalojo ha explicado a este diario que la mayoría de usuarios se han enterado de la situación por las redes sociales. «La gente está pasando a sus trenes pero los controles son muy rigurosos, por eso vamos más lentos», señaló desde el lugar de los hechos. Asimismo, apuntó que muchos han perdido sus respectivos trenes, de modo que Renfe deberá recolocar a centenares de viajeros que habían acudido a la estación para viajar a otros puntos del país, especialmente a Madrid, a través del AVE.

Esta falsa alarma ha provocado que se registraran retrasos de más de 90 minutos en el AVE, auque desde la compañía han apuntado que la situación se iría normalizando «poco a poco». No en vano, la amenaza ha provocado que la circulación de trenes se llegara a detener en las seis vías del AVE pero poco después se han reabierto.