DIEZ MILLONES DE LA GENERALITAT EN ENERO

Spanair recibió ayudas justo antes de quebrar

BARCELONA Actualizado:

El chorro de dinero público no se detuvo hasta pocas semanas antes de que Spanair dejase de volar. El consejero de Economía de la Generalitat, Andreu Mas-Colell, admitió ayer en el Parlamento catalán que en enero, cuando la compañía ya se daba por sentenciada, el gobierno catalán hizo una última aportación de diez millones de euros a la aerolínea. Según explicó, se trataba de sostener en el aire a Spanair mientras se apuraban las últimas posibilidades de salvación: en concreto, que Qatar Airways reconsiderase su decisión de no entrar en la compañía, o que el fondo de inversión chino NHA concretase el amago de interés que mostró en la compañía que presidía Ferrán Soriano.

Ninguna de estas dos posibilidades fructificó, y cuando Spanair reclamó otros 25 millones de euros para seguir operando, el Gobierno catalán la dejó caer. En conjunto, los fondos públicos aportados a la compañía rondan los 200: 140 de la Generalitat y entre 50 y 60 del Ayuntamiento de Barcelona Por su parte, el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Lluís Recoder, justificó la inversión en la necesidad de romper con el «modelo centralista» que supone AENA, en alianza con Iberia decidida a promover «Barajas frente a El Prat».