CiU permite que el Parlamento catalán debata prohibir la bandera española
Sesión en la que fue investido Mas como presidente de la Generalitat - INES BAUCELLS

CiU permite que el Parlamento catalán debata prohibir la bandera española

Sus votos dieron luz verde a tramitar una propuesta de Solidaritat per la Independència

BARCELONA Actualizado:

Los votos de CiU permitieron que la Mesa del Parlamento catalán diera ayer luz verde a la tramitación de una proposición de ley de Solidaritat Catalana per la Independència (SI) cuya finalidad es prohibir la bandera española de los edificios públicos. Los cuatro representantes de CiU, mayoría en este órgano parlamentario, apoyaron la admisión a trámite de esta propuesta, mientras que los dos del PSC y uno del PPC, la rechazaron.

Una situación muy similar se produjo el pasado mes de febrero, cuando los nacionalistas hicieron posible la tramitación de otra iniciativa de (SI) para proclamar la independencia de Cataluña de forma unilateral. CiU, que en vísperas de la votación parlamentaria había participado activamente en la consulta soberanista celebrada en Barcelona, se abstuvo en el Pleno.

En esta ocasión, la federación alega que no ve causa jurídica alguna para impedir que esa propuesta de esconder la enseña nacional en los edificios públicos siga su curso parlamentario. Asimismo, precisan que permitir el debate no anticipa el sentido de su voto final.

La Ley 39/1981 que regula el uso de la bandera de España y de otras banderas y enseñas establece que «la bandera de España deberá ondear en el exterior y ocupar el lugar preferente en el interior de todos los edificios y establecimientos de la Administración central, institucional, autonómica, provincial, insular y municipal del Estado».

«Símbolo de unidad»

Con su propuesta, SI quiere «acotar esta imposición española —«símbolo de la unidad e integridad de la patria», recuerdan los promotores— que ya hace demasiados años que dura, y que sean las instituciones catalanas las que debatan y voten qué ubicación le quieren reservar en sus edificios públicos, tanto en el interior como en el exterior, dentro de los límites impuestos por la legalidad española», según se explica en el texto que se someterá a debate parlamentario.

Así, esta formación independentista pretende que, mientras permanezca en vigor la citada ley, la ubicación exterior que ordena «se haga de manera que la bandera española no sea visible desde la vía pública». Asimismo, sugiere que el emplazamiento interior de la enseña «en ningún caso se hará en el hemiciclo parlamentario, ni en la sala de reuniones del Gobierno catalán, ni en la Sala de Plenos de los Ayuntamientos, de los Consejos Comarcales, ni de las Diputaciones o Consejos de Vegueria». En definitiva, la colocación de la bandera española en el interior de los edificios se hará de forma que «no sea visible por el público».

SI incorpora a su proposición unos datos estadísticos correspondientes a 2007, según los cuales «en el 90% de los ayuntamientos de Cataluña ondea sólo la “senyera” (bandera catalana), mientras que sólo en el 6,3% ondea la bandera española y algunos municipios han optado por no hacer ondear ninguna».

SI, que tiene tres diputados en el Parlamento catalán, es una amalgama de grupos independentistas. Uno de ellos era Democràcia Catalana, liderada por el ex presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, escindida ahora tras las desavenencias internas que surgieron al encarar las elecciones municipales.