LOS SOCIALISTAS BUSCAN ACUERDOS EN LAS LEYES LOCALES

Navarro y Duran calientan la comisión CiU-PSC

I. ANGUERA
BARCELONA Actualizado:

Los socialistas catalanes son muy conscientes de que el PP es el socio escogido por el Gobierno de CiU para pactar las cuentas catalanes, también este año. Pero no renuncian a pactar con Convergència reformas legislativas que el Parlament debe afrontar en los próximosmeses y queson trascendentales para los socialistas: las referidas al ámbito local. En otras palabras, el PSC quire ser el socio de referencia cuando el Parlament afronte la Ley de gobiernos locales y la Ley de finanzas locales, ahora que su escaso poder institucional se ha visto circunscrito de nuevo en exclusiva al ámbito local.

Ese es el ánimo con el que el primer secretario del PSC, Pere Navarro, acude hoy a la primera reunión «4x4» con CiU, en la que participarán por parte del PSC el presidente del grupo parlamentario, Joaquim Nadal, el número dos del partido, Antoni Balmón, y el secretario de Política Municipal, Manuel Bustos. Por parte convergente estarán allí el secretario de Organización, Lluís Corominas, los dos responsables del grupo parlamentario, Oriol Pujol y Jodi Turull y el portavoz de Unió, Ramon Espadaler. Eso sí, los socialistas no estan dispuestos a que CiU les sustraiga la paternidad de la propuesta de concilialición ni a «caer en la provocación de las banderas» que a juicio de Navarro intentó ayer el número dos de la federación, Josep Duran Lleida. Así lo advirtió el líder socialista, que compareció tras la ejecutiva de su partido armado con las cifras del déficit «expulsado por la Generalitat hacia los ayuntamientos y la ciudadanía», que el PSC cifra en mil millones de euros.

«Igual que nosotros tendemos la mano al PSC, espero con reciprocidad que el PSC entienda que no es el momento del cinismo, sino el momento de la responsabilidad» había advertido horas antes Duran Lleida, para quien los socialistas , como principal partido de la oposición y tras haber gobernado durante los últimos siete años, deben hacerse corresponsables del futuro de Cataluña y apoyar las decisiones del Govern.