CiU ve «juego sucio» de Iberia con Spanair
<a href="http://www.abc.es/fotos/20120202/decenas-trabajadores-mallorca-1502377047617.html">Decenas de trabajadores en Mallorca</a>
ERE PARA 2.604 TRABAJADORES

CiU ve «juego sucio» de Iberia con Spanair

La estrepitosa quiebra de Spanair no solo parece no incumbir a las instituciones catalanas, sino que éstas ya buscan a quien cargarle el muerto

BARCELONA, MADRID Actualizado:

Ninguna responsabilidad y, ahora, búsqueda de un culpable exterior. La estrepitosa quiebra de Spanair (474 millones de pasivo y un ERE para 2.604 trabajadores), no solo parece no incumbir a las instituciones catalanas, sino que éstas ya buscan a quien cargarle el muerto.

Hasta ahora, la tesis asumida era que el acuerdo con Qatar Airways se frustró por las dudas de esta aerolínea en torno a la legalidad de las subvenciones recibidas por Spanair y el temor a que la CE obligase a devolverlas. Esta versión, sin embargo, no es suficiente para CiU, cuyo portavoz en el Parlamento regional, Oriol Pujol, apuntó a Iberia en unas declaraciones en Radio Tele Taxi. Según él, Iberia usó «artimañas» y practicó «juego sucio» para torpedear el acuerdo con Qatar.

Parecía aludir el político nacionalista a la denuncia que ante las autoridades europeas interpuso la Elfaa —patronal de las aerolíneas «low cost»—, entre cuyos miembros está Vueling, participada por Iberia. O también al acuerdo según el cual a partir del 16 de enero Qatar Airways se trasladaba a la T4 de Barajas para facilitar los enlaces con los vuelos de Iberia y del resto de compañías de One World. Fuentes conocedoras de las negociaciones señalaron a ABC que dicha teoría es totalmente «descabellada» y que el elemento que realmente precipitó la retirada de Qatar fue la denuncia de las «low cost» ante la CE. Según la tesis de CiU, Iberia ha tejido «complicidades con otros estamentos del Estado» con el fin de «hacer pequeño el mercado de cualquier ruta de Spanair». El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, se apuntó también a la teoría del enemigo exterior. Fuentes de Iberia indicaron que bastante difícil es ya el mercado aéreo como para «conspirar contra nadie».

Por otra parte, el Juzgado Mercantil número 10 de Barcelona declaró ayer el concurso de acreedores (hay unos 3.000), descartando a la vez el concurso necesario que solicitó el Sepla. Nombró como administradores al despacho de abogados Gispert, de la familia de la presidenta del Parlamento catalán. En paralelo, se tramita también el ERE, que afectará a 2.604 trabajadores, que Spanair confía en liquidar, junto al concurso, en unos 30 días. Las indemnizaciones las cubrirá el Fogasa.

Aeropuerto de Ciudad Real

En otro orden de cosas, un juzgado de lo mercantil ha aprobado un segundo ERE en el aeropuerto de Ciudad Real, que afectará a 72 de los 74 trabajadores que quedan. Solo se salvarán el director del mismo y una persona de Recursos Humanos.