El gasto catalán en prebendas identitarias pone en peligro el pacto de Mas con el PP
Sánchez-Camacho en el Parlament junto a Artur Mas - INÉS BAUCELLS

El gasto catalán en prebendas identitarias pone en peligro el pacto de Mas con el PP

Artur Mas ocultó a los populares las partidas por valor de 435 millones dedicadas a esos asuntos

BARCELONA Actualizado:

El empeño de Artur Mas en subvencionar a entidades dedicadas a defender la independencia de Cataluña ha puesto en peligro su reciente pacto presupuestario con el PP. La presidenta de los populares catalanes, Alicia Sánchez-Camacho, advirtió ayer de que las generosas ayudas a entidades como Òmnium Cultural llevan a su formación a replantearse su apoyo a las cuentas catalanas de 2012.

Pero el gasto identitario va más allá y, a según los datos recopilados por el PP catalán, los presupuestos de la Generalitat incluyen 435 millones de euros destinados a empresas privadas que, como Òmnium, mantienen convenios a los que el ejecutivo catalán no da la suficiente transparencia. Camacho afirma que es precisamente ahí donde Mas puede aplicar sus recortes, en lugar de seguir pidiendo sacrificios a los ciudadanos. De hecho, el PP cree que se puede recortar un 17,36% en el gasto destinado a esas empresas. Pero hay otras partidas, a su juicio, susceptibles de rebaja, como la Casa de Perpiñán (294.000 euros); la Delegación del Gobierno en Madrid (494.550 euros); delegaciones («embajadas»), oficinas y misiones en el exterior (1,1 millones de euros); estudios y dictámenes (11,8 millones de euros); el Memorial Democrático (1,8 millones, que el PP propone eliminar del todo); el Centro de Estudios de Opinión (1,2 millones) o publicidad y campañas institucionales (31,1 millones), entre otras partidas, que suman 577 millones y que el PP propone reducir en 95.

Sanciones lingüísticas

Camacho reclama, en definitiva, menos política identitaria lo que incluye, según se supo ayer, la imposición de 226 sanciones en 2011 por no rotular en catalán —en 2010 se pusieron 205—, lo que supuso la recaudación de 176.100 euros. La líder del PPC afeó a Mas su proclama independentista en el diario «Le Monde». «No vaya por los diarios del mundo diciendo que lo que necesita Cataluña es la independencia; no es ésta precisamente la imagen que garantiza la confianza de los inversores», dijo la líder del PPC. «Yo en los diarios del mundo seguiré diciendo lo que tenga que decir, le pido que respete mis opiniones», replicó el presidente catalán.

Las exigencias de los populares tuvieron como escenario el Parlamento catalán, donde Mas volvió a jugar a la equidistancia con un guiño al concierto económico que reclama ERC y con una invitación al PSC a sumarse.