Los estudios para la recalificación del Miniestadi costaron más de 36.000 euros

BARCELONA Actualizado:

Los estudios para modificar el Plan General Metropolitano y recalificar los terrenos del Miniestadi del Barça, auspiciado bajo el mandato de Joan Laporta, ascendieron a más de 36.000 euros. Un gasto municipal inútil porque con la llegada a la presidencia del club de Sandro Rosell el proyecto ha quedado enterrado por las dudas sobre su viabilidad. En respuesta a una pregunta planteada por el PPC, el Ayuntamiento de Barcelona especifica que los análisis para la modificación urbanística del Miniestadi alcanzaron los 15.996 euros, mientras que los trabajos de documentación y propuestas del área de influencia de la zona supusieron un desembolso de 20.880 euros.

Según recordó el líder municipal del PPC, Alberto Fernández, su partido votó en contra del citado plan y quince días antes de las elecciones del Barça pidió aplazar las decisiones sobre el futuro de los citados terrenos ante el posible cambio presidencial en el club catalán, puesto que Rosell ya había anunciado en campaña que paralizaría el proyecto.