Duran defiende la reforma y pide regular el derecho de huelga

UDC rechaza el paro convocado con motivo del World Mobile Congress

M. J. C.
BARCELONA Actualizado:

El presidente de UDC y portavoz de CiU en el Congreso, Josep Duran Lleida, explicó ayer que el consejo general de los socialcristianos ha analizado la propuesta de reforma laboral presentada por el Gobierno, que calificó de «bien orientada» porque «nos acerca a Europa donde la media de paro es la mitad que la nuestra».

Duran precisa, no obstante, que no cree que este proyecto «logre crear empleo a corto plazo, pero permitirá trasladar confianza al mundo emprendedor para la contratación en el futuro de nuevos trabajadores y porque, a medio y largo plazo, sea un instrumento útil de cara a la recuperación económica». Por ello, el dirigente nacionalista afirmó que CC.OO y UGT «se equivocan» con su oposición a la reforma laboral. «Tienen que pensar en los cinco millones de parados», dijo Duran, en alusión a la convocatoria de una gran manifestación para el 19 de febrero efectuada ayer por los sindicatos.

El líder de Unió anunció, asimismo, que su formación emplazará al Gobierno a regular el derecho a huelga, tras considerar que la acción que prevén los trabajadores de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) durante la celebración del certamen internacional Mobile World Congress entre el 27 y el 29 de febrero va «en contra del interés general» porque afectará a Barcelona y a Cataluña. Duran cree este derecho debe regularse porque ahora «solo tiene el enunciado constitucional» y no se ha desarrollado normativamente. En su opinión, la ley tiene que garantizar ese derecho, pero también proteger a la sociedad crente a «un concepto de huelga desnaturalizado».

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, dijo que la «música» de la reforma laboral aprobada por el Gobierno del PP «no es mala» y «se tenía que hacer», aunque hay que ver la «letra pequeña». Mas instó a los sindicatos olivdar los «clichés ideológicos de otros momentos» ante la actual coyuntura económica.

Centralidad frente a CDC

Duran hizo estas valoraciones tras el Consejo Nacional de UDC, en el cual se fijó la fecha del XXV Congreso de UDC, que se celebrará el 12 y 13 de mayo en Sitges (Barcelona) bajo el lema «Cataluña: Centralidad, Humanismo y Justicia Social». De esta forma, UDC marca distancias con su socio en la federación, CDC, que también tiene fecha para su congreso —los días 23, 24 y 25 de marzo en Reus (Tarragona)— y que convertirá a Oriol Pujol en hombre fuerte del partido. En ese cónclave también se visualizará la apuesta desacomplejada de Convergència por «La transición nacional», expresión que da título a una de las ponencia que presentará la ejecutiva, según la cual «el reto del nuevo soberanismo es saber mantener las convicciones sin caer en la mera proclama. Hará falta desplegar una estrategia que vaya desplegando el cambio de mentalidad y el cambio cultural que tendrá que llevar a Cataluña hacia la plena soberanía».