La Diputación avanza 7,46 millones para proyectos municipales

Hasta 49 inciativasde recuperación económica estancadas se ponen en marcha

A. L. I.
BARCELONA Actualizado:

La Diputación de Barcelona avanzará 7,46 millones de euros a los ayuntamientos para relanzar proyectos de fomento de la actividad empresarial y el empleo. De esta forma se pretende asegurar así su ejecución, explicó ayer Alberto Fernández (PP), vicepresidente primero de la Diputación de Barcelona. Los proyectos serán promovidos por 43 ayuntamientos y consejos comarcales, y están cofinanciados por los fondos Feder de la Unión Europea, que se hacen cargo del 50%, mientras la diputación aportará un 25% y cada consistorio el 25% restante. Entre los proyectos, destacan crear viveros empresariales, políginos de actividad económica y fortalecer las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC).

Algunos de los consistorios que se verán beneficiados son los de Badalona, Santa Coloma de Gramanet, Sabadell, Terrassa, Mataró, Granollers, Manresa, Vic, el consejo comarcal del Maresme y el consorcio del eje de la B-30. Fernández Díaz explicó que estos ayuntamientos tienen de una u otra forma problemas de tesorería y liquidez, lo cual les imposibilita licitar obras para tirar adelante proyectos y pagar a proveedores, una vez empezadas las obras.

30 millones en total

El conjunto de proyectos supondrá una inversión agregada de 30 millones en los próximos cinco años y permitirán alojar a más de 850 empresas en viveros empresariales; además, ayudarán a crear más de 2.700 empleos directos e indirectos. También supondrán que 840.000 ciudadanos vean mejoradas las infraestructuras de sus municipios.

La Diputación exigirá licitar al menos el 20% de la obra, para avanzar el dinero, que ya estaba consignado para estos proyectos. Durante las próximas semanas, 22 proyectos ya podrán hacer efectivo el avance dela subvención. Los 27 proyectos restantes podrán acceder en cuanto completen los requisitos exigidos, durante el primer año del 2012.

Fernández Díaz, agregó que «no tiene sentido que la administración tenga dinero en los bancos» cuando puede ayudar a los consistorios a fomentar la recuperación económica.