TRÁFICO DE COCAÍNA

Detenidos dos empresarios por introducir droga oculta en madera

EP
BARCELONA/MADRID Actualizado:

Agentes de la Policía Nacional ha interceptado un envío de prueba de 60 kilogramos de cocaína ocultos en tablones de madera exótica procedente de Sudamérica, delito por el que ha detenido a diez personas, entre ellas dos empresarios catalanes que habían puesto a disposición de la red su empresa para dar cobertura al ilícito cargamento.

La denominada operación «Iroco» comenzó en mayo de 2010 cuando la Agregaduría de Interior de la Embajada de España en Colombia alertó sobre la utilización de exportaciones de madera como medio de ocultación para envíos de cocaína hacia nuestro país. Las primeras pesquisas condujeron hasta uno de los titulares de una sociedad mercantil de Reus (Tarragona), que realizaba numerosos viajes a Colombia, Ecuador y Panamá. Allí concertaba entrevistas con suministradores de cocaína, a quienes ofrecía su empresa para introducir el estupefaciente en España. Un contenedor con 17 toneladas de madera de chanul partió en diciembre de 2010 de Guayaquil y llegó al puerto de Algeciras (Cádiz) el 2 de enero. Los agentes detectaron varios tablones con diversas oquedades en las que se alojaban paquetes cuyo peso aproximado eran unos 900 gramos.