SOSPECHAS DE LAS FUERZAS DE SEGURIDAD

ETA decide replegar sus bases en el norte de Francia

MADRID Actualizado:

Las Fuerzas de Seguridad sospechan que ETA ha trasladado la mayor parte de sus estructuras «logísticas» y «militares» al norte de Francia — París y Bretaña—, una vez que decidió el «cese definitivo de la actividad armada». Los agentes galos, en colaboración con la Guardia Civil, buscan ahora el piso que en los alrededores de la capital francesa utilizaban los etarras Íñigo Sancho y Rubén Rivero y donde, al parecer, iban a ocultar el material para confeccionar bombas que les fue incautado este sábado cuando mantenían una cita con su jefe, Jon Etxeberria. Las autoridades francesas difundieron ayer un número de teléfono y una dirección de correo electrónico dirigido a los habitantes de los arrabales de París y zonas próximas para que aporten cualquier información para localizar el mencionado piso. También se han difundido las fotos de los tres etarras.

Se da la circunstancia de que el pasado 15 de junio fue detenido, también en una estación próxima a la capital francesa, el pistolero Iñaki Domínguez Atxalandabaso cuando, procedente de Turín, portaba diverso material electrónico para confeccionar artefactos explosivos. Ello alimenta la hipótesis de que ETA está trasladando al menos una parte sustanciosa de sus estructuras «militares» y «logísticas» al norte del país.

El hecho de que, a punto de cumplirse tres meses desde que la banda anunciara el «cese definitivo de la actividad armada», hayan sido detenidos tres etarras armados y con material para fabricar bombas adquirido recientemente ha causado preocupación generalizada. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, declaró que «no deja de ser significativo que fueran armados y que llevasen material para construir explosivos». Fernández Díaz se entrevistó ayer con su homólogo francés, Claude Guéant, en el Ministerio.