Cataluña elabora una ley del espacio público que aúne ordenanzas locales
Puig visitó junto a Nuria Marín la comisaría de Mossos de L'Hospitalet - ABC

Cataluña elabora una ley del espacio público que aúne ordenanzas locales

Puig: «Se necesita una cobertura legislativa global que dé una cierta homogeneidad»

BARCELONA Actualizado:

El Departamento de Interior de la generalitat ha empezado a trabajar en el borrador de una ley que establezca un marco de referencia a nivel catalán sobre los derechos y los deberes de los ciudadanos en el espacio público con el objetivo de homogeneizar las diferentes ordenanzas municipales existentes. Así lo anunció ayer el consejero de Interior, Felip Puig, en una visita a L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), donde explicó que las ordenanzas de civismo y convivencia promulgadas por diferentes municipios necesitan de una «cobertura legislativa global que dé una cierta homogeneidad al conjunto del país».

Puig elogió las iniciativas de algunos ayuntamientos para garantizar el civismo y la convivencia en el espacio público con el objetivo de reglamentar «la tensión que se vive, con diferentes costumbres y sensibilidades que estamos integrando». El consejero explicó que un marco de referencia a nivel catalán debe permitir impulsar políticas de seguridad, «que son claves para garantizar la libertad y la convivencia». Asimismo, señaló que permitirá establecer la implicación de los Mossos d'Esquadra «para que venga a coadyuvar la responsabilidad que tienen los alcaldes».

Más cámaras en L'Hospitalet Puig celebró ayer una reunión de trabajo con la alcaldesa de L?hospitalet, Núria Marín, en la que hablaron de la posibilidad de que agentes de la Guardia Urbana patrullen en el Metro, un extremo que analizarán en una Junta Local de Seguridad que se celebrará en septiembre. El consejero anunció a la alcaldesa que a partir de octubre se reforzará la plantilla de Mossos d'Esquadra en la ciudad con un número de agentes todavía pendiente de determinar y que se sumará a los 273 efectivos actuales.

Por su parte, Marín trasladó a Puig el deseo del Ayuntamiento de L'Hospitalet de instalar más cámaras de videovigilancia en diferentes barrios y ejes comerciales donde se registra una mayor actividad delictiva. El consejero de Interior mostró su predisposición a autorizar la instalación de cámaras, aunque previamente deberá realizarse un estudio.