INMIGRACIÓN

Uno de cada cuatro catalanes tiene opiniones racistas

MARÍA JESÚS CAÑIZARES
BARCELONA Actualizado:

Uno de cada cuatro catalanes es «un racista cultural», aseguró ayer el director del Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat, Jordi Argelaguet, durante la presentación del estudio «Percepción de los catalanes y catalanas sobre la immigración», en el que el 34% de los encuestados considera la presencia de inmigrantes como negativo y el 6,7% como muy negativo. El informe parte de un sondeo efectuado entre 1.600 personas con nacionalidad española. Según este estudio, la inmigración es el tercer problema que tienen los catalanes, por detrás del paro y la situación económica.

El 49,3% de los encuestados cree que el número de extranjeros que reside en Cataluña es excesivo y el 36,2%, que es elevado. Para la mayoría, los extranjeros reciben del Estado más (38,7%) o mucho más (30,8%) de lo que aportan y casi la mitad se muestran muy de acuerdo (20,1%) o de acuerdo (27,2%) con que se expulse a los inmigrantes que se quedan en paro durante mucho tiempo. Por otro lado, buena parte de los encuestados entiende que los catalanes deberían tener preferencia a la hora de acceder a la atención sanitaria (47,8%) y de escoger escuela (61,8%). Sobre las leyes que regulan la extranjería en España, los entrevistados las consideran demasiado (47,3%) o bastante (30,4%) tolerantes con la presencia de inmigrantes ilegales. El 27, 2% devolvería a estas personas a su país de origen, y el 40% regularizaría sólo a los que tienen trabajo, con independencia del tiempo que llevan en España.

El análisis de Albiol

El 25,6% destaca como factor positivo el enriquecimiento cultural y el 14,6%, que proporcionen mano de obra secundaria. Como elementos negativos destacan los problemas de integración (17,1%) y la delincuencia (15,6%). Un 25,5% trataría de evitar alquilar un piso a un inmigrantes, mientras que un 21 % lo rechazaría.

El candidato del PP a la alcaldía de Badalona (Barcelona), Xavier García Albiol —polémico por sus declaraciones sobre inmigración— justificó el rechazo recogido en la encuesta en que «hay una parte de los inmigrantes que ha venido a delinquir, a robar, a hacer la vida imposible a los vecinos y aprovecharse del sistema de ayudas».