Artur Mas justifica la dualidad de cargos en la sanidad catalana

Alega que no cobran de la administración, «pero hacen un servicio al ciudadano»

BARCELONA Actualizado:

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, defendió ayer la duplicidad de cargos en la sanidad, que actualmente investiga la Oficina Antifraude de Cataluña, porque los directivos «no tienen retribución al frente de los consorcios sanitarios, pero hacen un servicio ciudadano».

Según publicó ABC, el presidente del Grupo Serhs —«holding» que engloba a 54 empresas y suministra servicios a diversos hospitales—, Ramon Bagó, ha compaginado durante años este cargo con diversas responsabilidades en el Consorcio Hospitalario de Cataluña (CHC) —ahora Consorci de Salut i Social de Cataluña (CSC)—, entidad pública de la que forman parte más de 42 hospitales y 76 ambulatorios. Asimismo, Josep Prat había compaginado la presidencia del Consejo de Administración del Instituto Catalán de la Salud (ICS) con el «holding» hospitalario USPH —al que ya ha renunciado—, y del grupo empresarial Innova de Reus (Tarragona)

Durante la sesión de control celebrada en el pleno del Parlamento catalán, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, aseguró que estas duplicidades suponen un «pago de favores» pues, si bien estas personas no cobran de la administración, la sanidad pública le adjudica contratos a sus empresas privadas. «Es como Juan Palomo, yo me guiso y yo me lo como», dijo Rivera, quien acusó al gobierno autonómico de querer desmantelar el ICS. Según indicó, Prat «tiene el 85% de las concesiones en toda Cataluña» y le calificó como «el caballo de Troya de la sanidad privada que intenta desmantelar el ICS y, por tanto, la sanidad pública catalana». Mas reprochó al presidente de Ciudadanos que actúe como un «juez» y afirmó que Prats no ha cometido ninguna irregularidad. «Deje actuar a la Oficina Antifraude, puede que al final no haya nada de nada», dijo. el dirigente nacionalista asegura que es falso que la Generalitat planifique el desmantelamiento del ICS.

Ley de incompatibilidades

Previamente fue el consejero de Sanidad, Boi Ruiz, quien fue preguntado sobre este asunto por el diputado de ICV, Josep Vendrell. Ruiz explicó que el sistema catalán siempre ha defendido que «personas de reconocido prestigio contribuyan de forma no retribuida a gobernar las entidades sanitarias» y recordó que estos consorcios están dotados «de un código de buen gobierno». El consejero añadió que durante este primer año de gobierno de CiU se han reducido muchos cargos directivos y retribuciones en el sistema de salud catalán. El diputado ecosocialista instó a Ruiz a reformar la ley de incompatibilidades y la del ICS.

La Oficina Antifraude, dirigida por Daniel de Alfonso, analiza si los contratos realizados por Prat y Bagó cumplieron con la ley. En los próximos días requerirá de la Generalitat documentación al respecto, tanto verbal como escrita.