Agbar se desprende del 70% de Bristol Water por 152 millones

La compañía hace caja de cara aoptar a futuras privatizaciones como la del canal de Isabel II

BARCELONA Actualizado:

Aguas de Barcelona (Agbar) cerró ayer la venta del 70% de su filial británica Bristol Water al fondo especializado en infraestructuras Capstone (Canadá) por un importe de 131,5 millones de libras (152 millones de euros).

La compañía que preside Ángel Simón retendrá el 30% de las acciones de Bristol y seguirá al frente de la gestión de la compañía al menos durante cuatro años, además de mantener el actual equipo directivo. Según informó la francesa Suez, poseedora del 75,32% de la compañía catalana, la venta de Bristol Water le permitirá reducir su deuda hasta los 391 millones de euros. Capstone valoró Bristol Water en 475 millones de euros, aunque el precio final de la compañía se fijó en 215 tras descontar la deuda.

Más gestión

Con la venta de Bristol Water —que da suministro a una población de 1,1 millones— Agbar da un paso decisivo en la línea estratégica que pretende restar peso al componente de suministro y concesiones —base tradicional de su negocio— para avanzar hacia una compañía más centrada en la gestión y venta de tecnología y conocimiento aplicados al ciclo integral del agua. La dirección de Agbar confía en que este sector de negocio, con un valor añadido muy superior al tradicional, y que representó un 11% de los ingresos en 2010, alcance el 25% en el presente ejercicio.

La inyección económica que supone la venta del 70% de Bristol servirán tanto para reducir endeudamiento como para posicionar la compañía de cara a futuras operaciones corporativas, la más importante de las cuales, la privatización del Canal de Isabel II de Madrid.

El beneficio neto de Agbar alcanzó los 310,9 millones en 2010, un aumento de 144,2 millones (+86,4%) respecto al ejercicio anterior, que recoge la plusvalía de 382,8 millones por la venta de Adeslas.