Vicenç Villatoro

CiU y PP impiden reprobar al Govern por el nombramiento de Villatoro

CiU y PP impidieron ayer que el Parlament aprobara una moción de reprobación del Govern por el procedimiento seguido en el nombramiento del nuevo director de la Corporació Catalana de Ràdio i Televisió (CCRTV), Vicenç Villatoro. PSC e ICV, impulsores de esta iniciativa, presentaron una proposición de ley para que sea la propia CCRTV, y no el Govern, la que elija a su director.

ABC
Actualizado:

BARCELONA. Villatoro abandonó su escaño para no tener que emitir su voto sobre esta cuestión, después de que el diputado socialista Joan Ferran le pidiera que actuara en función de lo que le «dictara la conciencia». CiU y PP votaron en contra de la moción, mientras que PSC e ICV, impulsores de esta iniciativa, la apoyaron, así como ERC también, salvo el punto en el que se denuncia la «adscripción partidista» de Villatoro, en el que se abstuvieron.

La moción reprobaba al Govern por «vulnerar» los acuerdos sobre el ámbito audiovisual de diciembre de 1999, y por las «injerencias y presiones» en la gestión de la CCRTV, que han «conducido» a la dimisión del anterior director, Miquel Puig. Asimismo, se denunciaba el «procedimiento» utilizado en el nombramiento y se instaba al ejecutivo catalán a «recomponer el consenso» perdido. A juicio de los autores de la moción, los medios de comunicación públicos «se tienen que organizar a partir de los criterios de independencia, profesionalidad y viabilidad económica y tienen que garantizar el pluralismo político y social».

LA moción también valoraba «positivamente» la decisión «unánime» del consejo de administración DE la CCRTV, que el martes comunicó su «incomodidad» ante el procedimiento utilizado para proceder al nombramiento de Villatoro. Además, también animaba al Consejo de Administración a «proseguir en la búsqueda del consenso que ha caracterizado el trabajo de este organismo en los últimos dos años, rehuyendo las provocaciones gubernamentales para romper este consenso».

Símil deportivo

Joan Ferrán utilizó un símil futbolístico para asegurar que el nombramiento de un diputado de CiU para este cargo es como si «en una gran final entre el Barca y el Madrid el árbitro se rompe y lo sustituyen por Fernando Hierro o por Sergi Barjuan. ¿El otro equipo o el entrenador lo aceptarían?». Según Ferran, «no se puede jugar en un equipo y después hacer de árbitro en una gran final», como la que cree que protagonizarán CiU y PSC en las próximas elecciones autonómicas.

Dolors Comas, de ICV, cree que existen motivos suficientes para «reprobar» a la Generalitat, mientras que Josep Bargalló, de ERC, dio su apoyo global al texto aunque precisó que el hecho de ser militante de un partido «no inhabilita» para ocupar un cargo público. «Si ERC tiene alguna cosa a decir en el próximo gobierno, no les podemos asegurar que, a través del consenso, el director general no tenga carné de partido», dijo.

En cambio, Pere Lladó, en representación de CiU, acusó a PSC e ICV de «criticar todo lo que haga o deje de hacer el gobierno», mientras que el popular Ricard Fernández Déu reprochó a la izquierda que quiera «desgastar» al ejecutivo. «No queremos enturbiar este inicio de solución en la CCRTV», manifestó. PSC e ICV presentaron una proposición de ley de reforma de la Ley de la CCRTV para que el director general sea nombrado por el consejo de administración, y no por el Govern. La propuesta también contempla la designación de los miembros de este consejo con el consenso de al menos cuatro grupos.