EL OASIS CATALÁN

Xavier García Albiol

¿Puede tildarse de xenófobo a quien desea cambiar los criterios de distribución de la ayuda social —como en su día indicara Jordi Pujol ex President de la Generalitat— para que la misma alcance a los autóctonos?

MIQUEL PORTA PERALES
Actualizado:

¿ALGUIEN cree que en una ciudad con un censo de 156.016 electores existen 26.890 ciudadanos xenófobos que, por lo demás, son mayoría en la práctica totalidad de barrios? ¿Qué pasa en Badalona para que el 33,42 por ciento del censo vote al PP encabezado por Xavier García Albiol? En primer lugar, hay que hablar de un político que lleva veinte años pateándose la ciudad. El resultado: del 17, 52 por ciento de voto en 2003 al 33,42 por ciento en 2011 pasando por el 21,76 por ciento en 2007. Mientras Xavier García Albiol iba de barrio en barrio hablando con la gente, ¿qué imagen ofrecía el PSC de Badalona? El cartel electoral del candidato socialista: un señor, en su despacho, teléfono en mano. El político en vivo y en directo gana la partida a quien percibe la realidad a distancia.

En el triunfo de Xavier García Albiol hay algo más. Sí, la inmigración. ¿La xenofobia? Después de recordar lo dicho —no resulta creíble que el 33,42 por ciento de una ciudad sea xenófoba—, conviene formular dos preguntas. ¿Puede tildarse de xenófobo a quien pide el cumplimiento de las Ordenanzas Municipales y la Ley de Extranjería? ¿Puede tildarse de xenófobo a quien desea cambiar los criterios de distribución de la ayuda social —como en su día indicara Jordi Pujol ex President de la Generalitat— para que la misma alcance a los autóctonos? Más preguntas. ¿El Gobierno de Rodríguez Zapatero es xenófobo porque, en cumplimiento de la Ley de Extranjería, expulsa 50.000 emigrantes irregulares al año e impide la llegada de otros 200.000? ¿El alcalde de Vic es xenófobo porque, a la manera de Xavier García Albiol, exige el cumplimiento de la Ley de Extranjería? ¿Y qué decir del Alcalde de Lleida y la prohibición del velo integral? Si la izquierda —por prejuicio ideológico o pusilanimidad— no hubiera silenciado la problemática generada por las nuevas migraciones, probablemente Xavier García Albiol no habría ganado las municipales en Badalona.