Eulàlia Ballart, Joan Carreras y Josep Maria Pou, en un momento de la película
Eulàlia Ballart, Joan Carreras y Josep Maria Pou, en un momento de la película - ABC

Ventura Pons retrata a Dalí a través de su familia

El cineasta se adentra con «Miss Dalí» en la esfera más íntima del pintor ampurdanés

BARCELONAActualizado:

Salvador Dalí tenía una hermana cuatro años menor que él. Esta mujer que vivió en la sombra fue un elemento de serenidad para el artista en su época de juventud. Ana María Dalí murió el 16 de mayo de 1989 en Cadaqués, pocos meses después de que su hermano falleciese el 23 de enero de 1989. «De Dalí se ha hablado mucho pero de la familia nada», destaca Ventura Pons, que este viernes estrena en toda España su filme «Miss Dalí», un retrato muy completo sobre el mundo de la familia Dalí y el paisaje de Cadaqués.

Ventura Pons vive entre Cadaqués y Barcelona, y nadie mejor que él para explicar la intensa relación que mantuvieron los dos hermanos Dalí, siempre rodeados personajes tan importantes como García Lorca y Luis Buñuel. El filme, con diálogos en catalán, castellano, inglés y francés, cuenta con dos narradoras de excepción: las actrices Sian Phillips (Ana Maria ya anciana) y Claire Bloom (Maggie, una amiga de Ana Maria desde Cambridge). «No conocí directamente a Ana María, pero la veía pasear cada día», añade el realizador, que ha tenido la gran suerte de poder rodar en la casa en la que vivió Ana María en Cadaqués y en el edificio donde vivía el padre de los Dalí, el notario de Figueres, junto a sus dos hijos.

El notario de Figueres

Joan Carreras es Dalí y Josep Maria Pou el Notario de Figueres. Ambos coinciden en que ha sido un reto interpretar sus personajes. «Tenemos muchas referencias de su parte más histriónica pero yo he buscado su alma más privada, contradictoria e íntima, ver cómo respiraba, qué almas le envolvían», comenta Carreras, cuyos rasgos son muy parecidos al pintor ampurdanés.

Por su parte, Pou reconoce que leyó el libro que escribió Ana María, pero que la clave para interpretar el papel fue descubrir el retrato que hizo Dalí a su padre: «Es un retrato en el que el padre parece un emperador romano, un patricio con barriga y papada notorias». Y Eulàlia Ballart es Ana Maria de joven: «Esta niña creció entre genios en una familia que se volcó en la carrera artística de Salvador», añade.

No podía faltar Gala, papel que interpreta Rachel Lascar con un perfil muy similar al de la musa. Pero la inmersión de Pons en el mundo daliniano no tiene límites. «Cuando hago una película hago como un máster. Lo primero que hice fue leer el libro de Ian Gibson, que vino al rodaje, y empaparme de todo lo que se ha publicado sobre Dalí». Entre las joyas que encontró destaca la única entrevista que se le hizo a Dalí sobre el erotismo y que se reproduce con Joan Pera, que interpreta al periodista Lluís Permanyer.

La película dura dos horas y cuarenta y cinco minutos y Pons no descarta en convertirla en una serie de cuatro capítulos para televisión, con media hora más de metraje que no sale en el filme.