Alberto Villagrasa - Tribuna abierta

La venganza de Colau con la Guardia Urbana

«Ada Colau ha consumado su venganza y su compromiso con los grupos “okupas” de Can Vies»

BarcelonaActualizado:

La alcaldesa Ada Colau ha culminado su venganza con la Guardia Urbana de Barcelona. El martes 5 de marzo, firmó el Decreto que supone la disolución de la USP (“Unitat de Suport Policial”) y pasará a crear la UREP (Unidad de Refuerzo de las Emergencias y Proximidad). Desde los grupos antisistema y desde el propio partido de Colau, en campaña, se quiso dar la imagen de la USP como unidad solamente antidisturbios y darle fama de unidad policial represora. Nada hay más alejado de la realidad. La USP la conforma grandes profesionales y con una gran profesionalidad y vocación por el servicio público.

Sirven de apoyo al resto de unidades de la Guardia Urbana en situaciones de emergencia y dan apoyo también a otros cuerpos de seguridad en situaciones de extrema necesidad en el orden público. La USP tiene una larga lista de funciones que nada tiene que ver con la fama que Colua y sus amigos “okupas” les querían dar en campaña y pre-campaña. Para que nos hagamos una idea de su gran labor y profesionalidad, hay que recordar que fueron los primeros en llegar a las Ramblas de Barcelona el día del atentado del 17 de agosto de 2017.

Incluso Ada Colua tuvo que felicitarlos por su labor esos días. Ahora Ada Colau les “reconoce” su trabajo con su disolución; y crea la UREP con funciones similares a la USP y sin saber exactamente cuántos miembros las van a formar y quienes serán los agentes que la conformarán. Todo un despropósito. Esta decisión se realiza con casi toda la oposición del Ayuntamiento en contra (excepto la CUP) y con la opinión mayoritaria de los sindicatos de la Guarida Urbana en contra. Se han aprobado iniciativas del PP y de otros grupos para que esta decisión de la alcaldesa no prosperase; pero Colau ha hecho oídos sordos a estos mandatos políticos.

El programa electoral de Colau ya hacía mención a la disolución de la USP; pero la lectura de dicho programa electoral no tiene desperdició, todo es difamación, insulto y menosprecio a la Guardia Urbana. Ada Colau ha consumado su venganza y su compromiso con los grupos “okupas” de Can Vies, de la calle Magdalenas y de la calle “Sant Pere més Baix”, que en el enfrentamiento entre antisistemas y Guardia Urbana dejaron a un agente de la policía municipal herido de gravedad y con secuelas irreversibles. A estos grupos antisistema, Colau, les debía la cabeza de la unidad especial de USP y se la ha dado sin consenso político y sin consenso con los sindicatos de la policía de Barcelona; lo ha hecho por “decretazo”.

Y lo grave es que disuelve la USP sin ningún tipo de escrúpulos y sin tener en cuenta los graves problemas de seguridad que hay en la ciudad de Barcelona: la “Encuesta de Victimización” de Barcelona da un 25’6% de victimización entre los barceloneses (la segunda cifra más alta desde mediados de los años 80’) y con un aumento del 20% en los delitos penales. Ninguna otra gran ciudad de España llega ni de lejos a un aumento del 10%, Valencia y Madrid por ejemplo están entre el 1 y 2% solamente, e incluso Málaga baja un 5%. La actitud de Ada Colau solo se puede calificar de vengativa y de irresponsable. Alberto Villagrasa

Alberto Villagrasa es regidor del PP en el Ayuntamiento de Barcelona

Alberto VillagrasaAlberto Villagrasa