«El príncipe Baltasar Carlos, a caballo»
«El príncipe Baltasar Carlos, a caballo» - Museo Nacional del Prado

Velázquez, otoño de estreno en Barcelona

Caixaforum dedica una exposición al pintor sevillano con obras del Museo del Prado

BarcelonaActualizado:

Si el tándem formado por Goya y Delacroix ya se tradujo en 2012 en un abrumador récord de público y en la temporada más exitosa de su historia, Caixaforum Barcelona repite la fórmula y, seis años después, se encomienda a la magia pictórica de Toulouse-Lautrec y Diego Velázquez para apuntalar sus cifras y poner a prueba esa marca de 871.000 visitantes que, aún hoy, sigue fijando su techo a superar.

El reto, tal y como avanzó ayer la directora general adjunta de la Fundación Bancaria La Caixa, Elisa Durán, pasa por desbancar al MNAC y convertir el Caixaforum de Montjuïc en el segundo museo más visitado de la capital catalana sólo por detrás del todopoderoso Museo Picasso, envite para el que el centro cultural cuenta con aliados de peso como el British Museum, el Thyssen-Bornemisza o el Museo del Prado.

Precisamente la pinacoteca madrileña será la encargada de firmar una de las colaboraciones estelares de la temporada de la mano de «Velázquez y el Siglo de Oro», exposición que reunirá a partir del 16 de noviembre siete grandes obras del pintor sevillano. Media docena larga de óleos que, pese a lo aparentemente exiguo de la cifra, es lo más parecido a la primera gran muestra que se le dedica al autor de «Las meninas» en Barcelona. De hecho, no sólo se trata del mayor número de lienzos de Velázquez nunca antes vistos por aquí, sino que la inmensa mayoría son inéditos por estos lares: sólo «Adoración de los Reyes Magos» se había visto ya como parte de una exposición que el MNAC dedicó a Caravaggio.

Una oportunidad realmente única para acercarse al legado de un artista que, no contentó con liderar el siglo de oro español, se convirtió en el precursor de la pintura moderna. Además, junto a piezas como «Marte», «Esopo», «Bufón con libros», «El príncipe Baltasar Carlos a caballo» o «Felipe IV», entre otras, se podrán ver obras maestras de Zurbarán, Ribera, Murillo, Rubens, Tiziano, Giordano y Van Dyck en lo que se presenta como una recomposición del «complejo contexto» en el que se inscribe el arte de Velázquez.

Cubierta de «La Vie à Montmartre», de Pierre Marie Louis Vidal
Cubierta de «La Vie à Montmartre», de Pierre Marie Louis Vidal - ABC

Antes del desembarco del sevillano en Barcelona, Caixaforum estrenará temporada el 18 de octubre con «Toulouse-Lautrec y el espíritu de Montmartre», una ambiciosa producción propia que propone un viaje «simbólico y mitológico» a ese París de entre siglos que artistas como Toulouse-Lautrec convirtieron en motor cultural y abrevadero de la vanguardia. Una reivindicación de la libertad y la belleza que, además de medio centenar de obras firmadas por Toulouse-Lautrec, reúne otras 300 de Paul Signac, Pierre Bonnard, Henri-Gabriel Ibels, entre otros.

La bohemia parisina también tendrá su contrapunto en la «desesperación y el vacío» del alemán Max Beckmann, a quien Caixaforum, en colaboración con el museo Thyssen, dedicará a partir de febrero una amplia retrospectiva marcada por el exilio, la identidad y la muerte. La alianza con el British Museum , por su parte, se traducirá en abril en «Lujo. De los asirios a Alejandro Magno», un recorrido por las culturas del antiguo Oriente Próximo y su relación con el lujo como símbolo de poder, mientras que la colección del IVAM se encargará de articular a partir de junio una travesía por las vanguardias históricas con paradas en el futurismo, el constructivismo y las vanguardias rusas.

Dos exposiciones dedicadas a la creciente colección de arte contemporáneo de La Caixa completan una temporada con la que, tras cerrar el curso anterior con 850.000 visitantes, Caixaforum se lanza un año más a la conquista de la montaña de Montjuïc.