Veintitrés se comprometen a contratar a víctimas de violencia machista

EFE | BARCELONA
Actualizado:

Un total de 23 empresas con sede en Cataluña han firmado hoy un convenio con el departamento de Trabajo por el cual se comprometen a contratar a mujeres víctimas de violencia machista. En 2008 fueron nueve las empresas que firmaron el primer acuerdo con la Generalitat, dando lugar a la contratación de once mujeres.

Este año, pese a la crisis, catorce nuevas compañías han decidido sumarse a esta iniciativa, que tiene por objetivo facilitar la integración laboral de las mujeres que han sufrido o sufren violencia machista. Entre las empresas firmantes, pertenecientes a sectores muy diversos y con una amplia representación territorial, se encuentran Aguas de Barcelona, Borges, Caixa Catalunya, Caprabo, El Corte Inglés, Frit Ravich, Gas Natural, La Caixa, Manpower, MRW o Mercadona.

"Tenemos muchas empresas que quieren dar una oportunidad a mujeres que sufren violencia de género y esto tiene aún más valor en época de crisis (...). Nos podemos sentir orgullosos de nuestras empresas", ha subrayado la consellera de Trabajo, Mar Serna, en rueda de prensa. El departamento será el encargado de formar y seleccionar a las candidatas más adecuadas para los puestos de trabajo que oferten las empresas.

Serna ha asegurado que lo más importante no es tanto el número de contratos que se acaben materializando, que confía en que serán bastantes más que los once del pasado año, sino el hecho de que las compañías participen de forma desinteresada en esta iniciativa, "aportando su granito de arena" a la lucha contra la "lacra" de la violencia machista. Más de 450 mujeres víctimas de maltrato han participado entre los años 2008 y 2009 en los itinerarios personalizados de inserción laboral que ha puesto en marcha el departamento de Trabajo para formar a mujeres que han sufrido violencia machista.

Según Serna, el grado de inserción laboral de estas mujeres es del 63 por ciento. Estos itinerarios los llevan a cabo entidades como la Cruz Roja, El Safareig de Cerdanyola del Vallès (Barcelona), el centro de formación ocupacional Joan Peiró de Badalona (Barcelona) o la Fundació de Dones Surt con el apoyo de la Generalitat, que ha subvencionado estos proyectos con 8412.000 euros.