Se triplican los menores adictos a las drogas desde 1995

BARCELONA. ABC
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Según datos publicados por el SPOTT (Servicio Comunitario de Atención a Drogodependencias de Barcelona), el número de menores de edad que acuden al centro para ser tratados por su adicción a estupefacientes ha registrado un incremento de casi el 300% en los últimos cinco años.

El estudio, que sale a la luz con motivo del 20 aniversario de funcionamiento del centro, pionero en España, explica que en la actualidad, el porcentaje de menores de edad es ya el 10% del total de pacientes que acuden a la institución para recibir ayuda terapéutica aunque, según explicó en rueda de prensa Francesc Hernández, el director del SPOTT, unas estimaciones aproximadas al fenómeno invitarían a pensar que este volumen de casos registrados por la institución terapéutica no representan ni el 5% del total real.

«NIÑOS-LLAVE»

Según el estudio, se trata de jóvenes que son policonsumidores de alcohol, cannabis, drogas de diseño y cocaína. Por lo que respecta a su status social, son muchachos de clase media-alta, con un gasto que rondaría las 20.000 pesetas a la semana en drogas y diversión; dinero que obtendrían a partir de préstamos de sus padres, o bien a partir de ventas de CD, vídeo-juegos o bien ejerciendo, incluso, de pequeños traficantes con sus propios amigos.

Expertos en sociología han definido este grupo como el de los «niños llave», un colectivo de adolescentes cuyos padres trabajan ambos, que pasan poco tiempo en casa y cuya ausencia continuada propicia que sus hijos dispongan desde muy temprana edad de llaves para acceder a su domicilio.

Según el estudio, entre un 70% y un 80% de los jóvenes que llegan al centro para ser tratados de su fenómeno adictivo podrán, finalmente, desengancharse.

El texto advierte que el consumo de una gran cantidad de drogas en la adolescencia puede propiciar graves problemas mentales o de personalidad si no son adecuadamente tratados, y que los primeros síntomas de conducta desadaptativa se manifestarían a partir de cuadros de agresividad, bajo rendimiento escolar ansiedad y excesivos cambios en su círculo de amistades.

Según explica el informe del SPOTT, los consumidores de drogas están iniciándose cada más jóvenes, en particular en una sustancia como la cocaína, una droga que ha pasado de un 13 a un 34% de las demandas de tratamiento en los últimos cinco años.