YOLANDA CARDO  Los protagonistas, envueltos en sus papeles

A través de una «Inés desabrochada», Gala desmitifica al eterno Don Juan

Concha Velasco, Nati Mistral y Francisco Valladares, dirigidos por Pedro Olea, ponen en escena la ácida visión de Antonio Gala del mito de Don Juan

ABC/
Actualizado:

BARCELONA. Concha Velasco vuelve a los escenarios barceloneses con una obra de Antonio Gala, «Inés desabrochada», a la que la actriz calificó de «dolorosamente provocadora». La obra permanecerá en el Teatro Borràs de Barcelona durante cuatro semanas, y viene a ser, según dijo, «un homenaje al teatro». Concha Velasco interpreta a Doña Inés, que espera a su Don Juan en el convento. Nati Mistral interpreta a una particular Celestina que, en vez de reunir a los amantes, engaña a Doña Inés para aliarse con Don Juan, quedarse así con el convento y venderlo a una inmobiliaria.

«La obra es transgresora en todos los sentidos, y responde a la mirada de un Antonio Gala maduro y crítico con la sociedad española, una mirada que guarda cierta amargura, pero que se expresa mediante el humor y la provocación», explicó la actriz, que consideró que el texto de Gala «tiene muchas lecturas políticas y que el convento podría ser una especie de sociedad de la que los protagonistas no pueden escapar».

También participa en este montaje, dirigido por Pedro Olea, el actor Francisco Valladares, un Don Juan para el que esta obra supone «una desmitificación del personaje del eterno masculino para ensalzar el papel femenino, que siempre ha sido el símbolo del amor pero al que nunca se le ha brindado un protagonismo especial». Tras su paso por Barcelona, la obra viajará a Zaragoza, Sevilla, Extremadura y Galicia, y dará por finalizada su gira el próximo año