Del Tirol a Jutlandia, un poeta que se ha puesto de moda

J. P. Y.Los ecos de la obra de Heine, son muy numerosos: en 1956 se creó en Alemania la Sociedad Henrich Heine, que mantiene contactos regulares con otras sociedades de Amigos del Poeta que funcionan

Actualizado:

J. P. Y.

Los ecos de la obra de Heine, son muy numerosos: en 1956 se creó en Alemania la Sociedad Henrich Heine, que mantiene contactos regulares con otras sociedades de Amigos del Poeta que funcionan en Francia y Estados Unidos.

En la Librería Universitaria, de la calle, del Museo 4, Innsbruck (Austria) toda una gran estantería ha sido dedicada a glosar la obra del poeta e informar sobre su vida, con exposición de numerosas obras propias y sobre él y documentos de diverso tipo. En general la rica oferta cultural del circuito suralemán y centro austriaco se enriquece con numerosas exposiciones y actos sobre Heine. Para los internautas se ofrece el portal: www.dtv.d/ heinrich-heine. Por una vez, Heine ha conseguido eclipsar al famoso guerrillero tirolés, que derrotó a las fuerzas de Napoleón, en su propio feudo. Una preciosa edición de «Henrich Heine in París», de Jörg Aufenager, es de las obras más vendidas en el establecimiento, al decir de una dependiente, seguida por una historia sobre «La Rosa Blanca», un grupo de pacifistas muniqueses, en 1943.

Las reproduciones de viejas ediciones de obras de Heine es otro de los atractivos.