Aleix Prat (primero por la izquierda) junto al equipo de investigadores edl Clínic que han participado en el estudio
Aleix Prat (primero por la izquierda) junto al equipo de investigadores edl Clínic que han participado en el estudio - ABC

Un test genómico predice qué pacientes con cáncer de mama HER2+ pueden prescindir de la quimioterapia

La investigación, liderada por el Clínic, confirma la validez de esta herramienta para seleccionar a aquellas pacientes que pueden tratarse con terapias biológicas anti HER2 y también las que pueden evitar la cirugía

BarcelonaActualizado:

Un estudio internacional liderado por investigadores del Hospital Clínic-Idibaps de Barcelona avala la validez de un test genómico que permite identificar qué pacientes con cáncer de mama HER2+, que representan el 20 por ciento de los tumores mamarios, se pueden tratar con terapias biológicas anti-HER2 sin o con poca quimioterapia.

La investigación, que publica este martes «The Journal of the National Cancer Institute», la ha coordinado Aleix Prat, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínic y del equipo de Genómica traslacional y terapias dirigidas en tumores sólidos del Idibaps.

«La investigación clínica y traslacional en cáncer de mama ha permitido incorporar terapias biológicas cada vez más personalizadas, es decir, tratamientos dirigidos a eliminar las células tumorales con una característica biológica determinada, como la positividad de la proteína HER2, y no afectar el resto del cuerpo», explica Prat.

El investigador señala que «aunque no todas las pacientes se benefician de estos fármacos, en bastantes casos vemos que el beneficio es extraordinario y por eso era necesario preguntarse el porqué de esta heterogeneidad».

Investigación anterior

Un trabajo publicado en 2017 y coordinado también por Aleix Prat demostró que un test genómico de 50 genes ayudaba a identificar pacientes con cáncer de mama HER2+ que respondían al tratamiento biológico anti-HER2 sin quimioterapia.

«En este estudio, en el que participaron 151 pacientes de varios centros españoles, vimos, por primera vez, que era posible subdividir la enfermedad HER2-positiva en cuatro subgrupos y que uno de ellos era muy sensible a la terapia biológica anti-HER2, pero la implementación de este test en la práctica clínica diaria requería mucha más evidencia», añade Aleix Prat.

En estos últimos dos años, los investigadores han colaborado con otros centros de EEUU e Italia para analizar tumores de 422 pacientes con cáncer de mama HER2+ que participaron en cinco ensayos clínicos en los que evaluaron terapias biológicas anti-HER2 sin administrar quimioterapia. De estos pacientes, 305 correspondían a mujeres con la enfermedad en estado precoz y 117 pacientes con cáncer de mama avanzado.

Confirman el hallazgo de 2017

Los resultados de este nuevo trabajo han confirmado el hallazgo de 2017 y han demostrado por primera vez que el test puede predecir la supervivencia de las pacientes.

«Además, hemos podido refinar el algoritmo bioinformático del test genómico para identificar mejor a las pacientes con tumores HER2+ que son ultrasensibles a las terapias anti-HER2», según Prat.

«Tenemos ante nosotros el biomarcador con más validación clínica en cáncer de mama HER2-positivo que nunca ha existido», subraya el investigador, que remarca que estos resultados abren nuevas perspectivas para tratar el cáncer de mama HER2+.

«Por un lado, el test nos permitirá seleccionar qué pacientes tendrán un beneficio elevado a las terapias anti-HER2 y que podrán recibir menos quimioterapia o, incluso, evitarla. Por otro, el test nos ayudará a identificar pacientes que ya no tienen el tumor y que no requieren tratamiento quirúrgico ya que ha desaparecido con las terapias anti-HER2», apunta el investigador. «En definitiva, en unos cinco años este instrumento nos permitirá probablemente saber qué pacientes pueden tratarse sin recibir quimioterapia y cuáles no tienen que pasar por el quirófano», concluye Prat.