Driss Oukabir, el día de su detención el pasado mes de agosto
Driss Oukabir, el día de su detención el pasado mes de agosto - EFE

Uno de los terroristas de las Ramblas, condenado a 6 meses por maltrato

La fiscalía pedía 19 meses para Driss Oukabir, que permanece en Soto del Real ingresado por orden de la Audiencia Nacional

BARCELONAActualizado:

El Juzgado Penal número 6 de Girona ha condenado a medio año de cárcel por maltratar a su pareja en Ripoll (Girona) a Driss Oukabir,presunto miembro de la célula terrorista que el pasado agosto atentó en las Ramblas de Barcelona.

La fiscal había solicitado 19 meses de cárcel, 11 meses por un delito de maltrato en el ámbito familiar y 8 meses por otro de coacciones leves, también en el ámbito de la violencia doméstica, y que no se pudiera acercar a su pareja durante 6 años.

La sentencia de la titular del Penal 6, además de la pena de privación de libertad, le prohíbe llevar armas durante y un año y un día y a acercarse a menos de 500 metros de su esposa durante un año y medio.

Del delito de coacciones leves en el ámbito de la violencia doméstica de las que también estaba acusado, Oukabir ha sido absuelto.

La juez ha considerado probado que, en fecha no determinada, pero hacia enero de 2017, cuando se encontraba en la escalera del edificio del número 18 de la calle Pla de Ginebret, donde convivía con su pareja, «con intención de menoscabar la integridad física de su pareja la agarró con fuerza por el cabello y la arrastró escaleras arriba, sin que conste que le causara ninguna lesión».

Driss Oukabir, vecino de Ripoll (Girona) y hermano de Moussa Oukabir, uno de los terroristas que murieron tiroteados por los Mossos d'Esquadra en Cambrils, fue detenido el pasado 23 de julio de 2017 por un delito de maltrato en el ámbito familiar, por el que el juez le impuso una orden de alejamiento de su pareja.

Según el fiscal, los hechos ocurrieron sobre las 06:30 horas del 23 de julio de 2017, cuando comenzó una discusión entre el acusado y su pareja mientras estaban en la escalera de su vivienda.

Oukabir solo estaba acusado por la fiscalía ya que su mujer no testificó en su contra y, no solo negó los hechos relatados por la fiscal, sino que además dijo: «si después de todo lo que ha pasado todavía estoy con él es por algo».

El supuesto yihadista, que negó todas las acusaciones, declaró mediante videoconferencia desde la cárcel de Soto del Real donde está ingresado por orden de la Audiencia Nacional por su presunta implicación en los atentados del pasado mes de agosto en las Ramblas, ya que con su DNI se habría alquilado la furgoneta con la que se hizo el atropellamiento mortal.