Marín y De la Serna, esta mañana en el Ayuntamiento de L'Hospitalet
Marín y De la Serna, esta mañana en el Ayuntamiento de L'Hospitalet - EUROPA PRESS

El soterramiento de vías del tren de L'Hospitalet empezará en 2020 y costará 608 millones

El ansiado proyecto, que se anunció por primera vez en 2007 y que borrará de la superficie 6 kilómetros de raíles, contempla también la construcción de un intercambiador

BARCELONAActualizado:

Las reivindicadas obras para soterrar las vías ferroviarias en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) y coser así una ciudad que está partida en dos por el tren empezarán finalmente en 2020, costarán 608 millones de euros, y previsiblemente estarán acabadas antes de 2025. Así lo ha avanzado e l Ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, después de reunirse esta mañana en L'Hospitalet con la alcaldesa Núria Marín y el presidente de Adif, Juan Bravo.

El proyecto, cuyos trabajos estarán redactados en un plazo de 14 meses, prevé la integración urbana de los seis kilómetros de vías de las líneas R2 y R4 de Rodalies (los Cercanías de Cataluña) y con esta actuación se conseguirá mejorar la movilidad y cohesión en el municipio. Los ansiados trabajos cubrirán el tramo desde la estación de Barcelona-Sants hasta el límite sur de L'Hospitalet.

Además, el proyecto prevé la construcción de un intercambiador en la zona de La Torrassa, donde pararán los trenes de las líneas R2 y R4 de Cercanías y donde además existirá una conexión con las líneas L1 y L9 sur del Metro.

En concreto, el soterramiento se prolongará hasta más allá de la estación de Bellvitge en el caso de la R2, cuyo trazado va por la costa catalana hasta Vilanova i la Geltrú (Barcelona), y hasta las inmediaciones de la estación de L'Hospitalet en el caso de la R4, que tiene como destino Vilafranca del Penedès (Barcelona).

"No es solo una actuación urbanística. En el diseño final que se ha llevado a cabo se plantean mejoras funcionales desde el punto de vista ferroviario para mejorar la red de Cercanías", ha destacado el ministro, que ha subrayado que se cambiará la configuración de las líneas de esta red para aumentar la capacidad de los túneles de Barcelona. El ministro ha hecho la presentación tras viajar en el AVE Madrid-Barcelona, que hoy celebra precisamente su décimo aniversario en marcha.

Esperándolo desde 2007

El anuncio inicial para hacer desaparecer las vías de L'Hospitalet fecha de 2007: en aquél momento se anunció que se redactaría un proyecto ejecutivo. De hecho, en los presupuestos de ese mismo año se preveía una reserva de 340 millones de euros para poder empezar las obras en 2008.

Sin embargo, como recuerda Ep, la presentación del proyecto se retrasó hasta 2009 y las obras nunca empezaron por la crisis económica, con lo que la propuesta que hizo entonces el Ministerio de Fomento liderado por Magdalena Álvarez se guardó en un cajón durante una década en la que ha habido varios amagos de recuperarlo, todos ellos sin éxito.

De la Serna ha recalcado que el nuevo proyecto presentado esta mañana en L'Hospitalet va más allá del presentado en ese momento, ya que el del 2009 solamente contemplaba la integración urbana de la línea R2 de Cercanías y el nuevo también contemplará la desaparición de las vías de la R4.

Para evitar un nuevo incumplimiento y mitigar el escepticismo entre las entidades municipales, el Ayuntamiento, Fomento y Adif han acordado que redactarán un convenio con los plazos por escrito y establecerán una comisión de seguimiento que se reunirá cada tres meses para supervisar cómo avanza la ejecución del proyecto.

De la Serna ha confiado en que estas reuniones servirán para que todo el mundo pueda "palpar" los resultados de los pasos que se vayan dando, con el objetivo final de "aumentar la cuota de confianza" entre el consistorio y el Gobierno.

"Espero y confío que trabajaremos intensamente los próximos meses y años para convertir nuestro sueño en una realidad", ha resuelto Marín, que lleva años batallando para que se concrete un calendario para esta obra. Desde Fomento han subrayado que, dada la complejidad del proyecto, será imprescindible la "colaboración institucional" entre las diferentes administraciones: Gobierno, Generalitat y Ayuntamiento.