Sobrevive ocho días encerrada en el ascensor de su casa

Actualizado:

M. ZARAGÜETA

BARCELONA. «Desorientada, temblorosa y extremadamente nerviosa», pero viva, es como describen los Mossos d´Esquadra el estado de la joven que fue rescatada el pasado martes tras pasar cerca de ocho días encerrada en el ascensor de su residencia en Sitges (Barcelona). Al parecer, una avería en el suministro eléctrico hizo saltar los plomos y la dejó atrapada en el interior del elevador sin posibilidad alguna de comunicarse con nadie. A pesar de permanecer más de una semana sin alimentación y con escasa ventilación, la joven fue hallada «en bastante buen estado de salud».

Una vez dentro de la vivienda de la mujer, de 35 años y vecina de Sitges, los gritos de auxilio alertaron a la policía autonómica y a los bomberos, que habían acudido a investigar la desaparición denunciada por la familia a la Guardia Civil en Madrid, pues llevaban cinco días sin tener noticias de ella.

La joven, propietaria de una casa con varias plantas colindante con Castelldefels, fue trasladada inmediatamente al Hospital de Viladecans. Los Mossos, que todavía no pueden asegurar el periodo de tiempo que la joven permaneció atrapada, atestiguan que ella misma contó «ocho días» allí dentro, a pesar de la pérdida de noción temporal.