Los sindicatos piden el cese de las pitadas contra los peajes

BARCELONA. Agencias
Actualizado:

Los sindicatos UGT y CC.OO. denunciaron ayer las consecuencias negativas que tienen para la salud de los trabajadores de autopistas las pitadas de automovilistas convocadas por los 150 firmantes de la Declaración de Gelida, que forman el grueso de las plataformas anti-peajes.

El secretario general de la Agrupación de Autopistas de CC.OO., Manuel Valentín, pidió ayer a estas plataformas que «trasladen su protesta fuera de los centros de trabajo, que no tienen poder de decisión» y las realicen ante las empresas concesionarias de las autopistas y las administraciones competentes. Valentín afirmó que con el ruido de las pitadas, «es imposible trabajar» porque «en nuestro trabajo hemos de escuchar al cliente» y destacó que se han llegado a máximos de 140 decibelios.

A su vez, Valentín pidió que se elijan «otro tipo de movilizaciones», ya que éstas están empezando a causar «las primeras bajas laborales, y está generando una situación de fuerte estrés» entre los 850 trabajadores de las autopistas, y en especial los de los peajes de Martorell, Premiá y Mollet. Las empresas concesionarias han ofrecido a los empleados cascos y tapones para los oídos y han previsto la rotación del personal.