Torra, durante una reunión del ejecutivo catalán - EFE | Vídeo: Rafael Hernando a Sánchez: «Suspenda la reunión con Torra»

Quim Torra pedirá a Pedro Sánchez un referéndum pactado de autodeterminación

El presidente de la Generalitat califica de «indecente» la decisión del Tribunal Supremo de mantener los cargos de rebelión a los líderes del «procés»

WashingtonActualizado:

Negociar la celebración de un referéndum pactado y vinculante con España. Ese es el primer asunto que el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, pondrá sobre la mesa en su encuentro con el Presidente Pedro Sánchez del próximo 9 de julio. «Ahora hay una gran oportunidad, que es la negociación con el Estado español. Por fin se nos sienta alguien en la mesa. Vamos a hablar sobre el derecho de autodeterminación», ha afirmado en un encuentro en Washington con los medios de comunicación, en el que ha vuelto a citar como «aceptables» los modelos de Escocia y Quebec.

El anuncio se produce en el marco de la visita de Torra a Washington, donde mañana se inaugura el Festival Folklife, del que Cataluña y Armenia son los invitados en esta edición. Una inauguración no exenta de polémica, dado que el presidente catalán ha denunciado los intentos de «boicotear y modular nuestra voz» por parte de la que ha calificado como «tenebrosa diplomacia española», aunque no ha especificado detalles sobre esas supuestas gestiones diplomáticas. Está previsto que tanto el embajador Pedro Morenés como el propio Quim Torra se dirijan a los asistentes durante la inauguración. Éste último ha anunciado que en su discurso explicará que «queremos la libertad de nuestros presos políticos, el retorno de los exiliados y ejercer nuestro derecho de autodeterminación».

La segunda jornada de Quim Torra en Estados Unidos ha venido marcada por la confirmación por parte del Tribunal Supremo del procesamiento por rebelión de Puigdemont y del resto de líderes del proceso independentista catalán. «Nos sitúa en el plano definitivo de la indecencia jurídica», ha sentenciado Torra, que ha comparecido flanqueado por el vicepresidente del parlamento catalán, Josep Costa, y por la secretaria de exterior, Natàlia Mas. «En Bruselas, por las mismas imputaciones, son libres. Estamos absolutamente seguros de que ganaremos todas las extradiciones, de que no se extraditará a ningún político catalán», ha vaticinado el presidente.

Preguntado por sus declaraciones referidas a «crear otro 1-O», Quim Torra ha aclarado que «me refería metafóricamente a que necesitamos construir otro momento como el que los catalanes fuimos capaces de construir el 1 de octubre para seguir avanzando hasta hacer efectiva la proclamación de la república». Sin embargo, y dentro de la que Torra define como una legislatura que va «de la restitución [de lo que era el gobierno catalán antes de la aplicación del artículo 155] a la constitución [de la república]», el presidente catalán no se ha marcado plazos concretos para llevarla a efecto, «porque entendemos que es un momento de enorme complejidad».

Expectante ante qué PSOE se encontrará en la reunión con Pedro Sánchez del 9 de julio, «si el de 1974 que defendía el derecho de autodeterminación de los pueblos de España» o el que «hace ocho meses votó junto con el PP en la aplicación del 155», Torra ha concluido que si no se reconoce el derecho de autodeterminación de Cataluña, «nosotros seguiremos adelante con nuestro proyecto».