Mena y Cleries comparecerán en el Parlament para explicar la gestión del RMI

Los partidos de la oposición reclaman la presencia de los titulares de Empleo y Bienestar y Familia ante la «emergencia social» que se creado con los cambios en ayuda

BARCELONA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El conseller de Empresa y Ocupación, Francesc Xavier Mena, y el titular de Bienestar y Familia, Josep Lluís Cleries, comparecerán a finales de este mes ante la Diputación Permanente del Parlament para dar cuentas de los cambios introducidos en el cobro de la Renta Mínima de Inserción, conocida como RMI.

El portavoz adjunto de CiU en el Parlament, Ramon Espadaler, ha avanzado hoy desde Vic (Barcelona) que el grupo de CiU no pondrá "ningún inconveniente" a la petición formulada por PSC, ERC e ICV-EUiA para que ambos consellers comparezcan ante la Diputación Permanente del Parlament por este asunto.

La Mesa del Parlament fijará la próxima semana la fecha de ambas comparecencias, pero Espadaler ha asegurado que podrían producirse entre "el 24 y el 26 de agosto".

Esta mañana los grupos de PSC, ERC e ICV-EUiA han anunciado que forzarían la convocatoria de la Diputación Permanente del Parlament - el órgano que suple al pleno del Parlament en períodos de vacaciones- por la "emergencia social" que ha provocado el Govern al cambiar el método de pago de la PIRMI en pleno agosto.

Según el reglamento del Parlament, la presidenta de la Cámara debe convocar este órgano si lo piden al menos dos grupos parlamentarios o una quinta parte de los diputados.

Así pues, la Mesa deberá decidir ahora en una próxima reunión cuándo convoca la Diputación Permanente, el órgano que suple al pleno del Parlament en períodos de vacaciones parlamentarias.

La oposición espera que la Diputación Permanente se convoque a principios de la semana que comienza el 22 de agosto y que se vote entonces su solicitud de comparecencia de ambos consellers, que necesita de mayoría absoluta para prosperar, lo que hace imprescindible el voto del PPC salvo que el Govern se preste a comparecer voluntariamente.