Un punto clave La gran incógnita del «caso Santa Coloma»: cómo se agujereó la tubería del gas

Dos de los nueve heridos en la explosión de gas recibieron ayer el alta médica. Por su parte, los vecinos desalojados esperar constuirse hoy formalmente en plataforma

Actualizado:

J. GUIL

BARCELONA. La investigación que Mossos d´Esquadra y Bomberos ultiman sobre la explosión de gas que el jueves mató a dos personas y condenó a derribo a cuatro edificios de la Rambla Fondo de Santa Coloma de Gramenet, sigue centrada en un punto: el agujero que tenía la tubería de gas. Por él se escapó el gas que fue anidando en la cavidad que le dejó una fuga de agua. Luego, el combustible letal se coló por el pasa-tubo de la tubería del agua y penetró en el edificio número 66, hasta el cuarto de contadores. Entonces, explotó porque algo -el encendido de un interruptor, de un móvil, no se sabe-, lo provocó.

Pero, ¿qué causó este agujero en la tubería del gas? Aún no se sabe con certeza. Desde los Mossos trascendió que el agujero tiene forma de «picada» y es más grande que un simple poro, lo que abre la puerta a la posibilidad de que fuera causado por alguna obra de reparación en el subsuelo de la acera -un golpe de pico- y aleja la hipótesis de que la cañería acusara un defecto de fábrica.

Con todo, desde Gas Natural se insiste en no descartar la teoría de que el agujero fuera causado por la fuga de agua que había en la tubería situada a 60 centímetros de la de gas. Los Mossos y los técnicos de la compañía de aguas Agbar juzgan bastante improbable la hipótesis del agua como agente perforador, pero no imposible.

Todo abierto Los Mossos están sometiendo la tubería de gas agujereada, de polietileno, a varias pruebas para averiguar la causa que originó la perforación y si ésta es reciente o se produjo hace tiempo.

Mientras, la Policía autonómica y Bomberos no concluyen sus pruebas e informes, que remitirán al Juzgado de Instrucción número 2 de Santa Coloma, probablemente la semana que viene, la fuga de especulaciones sobre el agujero en cuestión no cesan. Por eso los Mossos emitieron ayer un comunicado para recordar que su investigación sigue abierta, y que aún no se pueden determinar la causas del siniestro. Mismo discurso que Gas Natural.

Ante la posibilidad de que algunas obras en la acera de la Rambla Fondo, del gas u otros servicios, hubieran provocado el agujero en la tubería, fuentes de Gas Natural precisaron a ABC que en el año 2005 no se había registrado ninguna anomalía en esta calle, por lo que no hubo ninguna intervención. Además, la compañía informó de que la instalación de gas en la Rambla Fondo, que data de 1990, fue revisada por última vez en junio de 2004.

Por su parte, Aguas de Barcelona informó de que no han intervenido en esa zona en los últimos tres años y, finalmente, el Ayuntamiento precisó que en los últimos meses no ha habido ninguna obra donde se produjo la explosión.

Mientras prosigue el alud de informaciones, ayer prosiguieron las lentas tareas de derribo de los tres edificios y la casa afectada por la explosión.

En cuanto a los heridos, dos de las nueve personas que siguen ingresadas en Vall d´Hebron fueron dadas de alta ayer.

Los vecinos que fueron desalojados y ya han perdido sus casas, 15 familias, siguen ultimando detalles para constituirse formalmente como plataforma y defender así sus derechos conjuntamente, un trámite que podría formalizarse hoy en una reunión.