Jordi Pujol, en el momento de ser investido Doctor «Honoris Causa» en Leyes por la Universidad de Lampeter. M. G.

Pujol apuesta por «un nacionalismo no excluyente y un patriotismo cívico»

LAMPETER. ABC
Actualizado:

El presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, aseguró ayer que es partidario de un nacionalismo «no excluyente» y de un «patriotismo cívico» que sea capaz de preservar la identidad y, al mismo tiempo, integre los elementos culturales «que proceden de otros lugares». Pujol realizó estas declaraciones después de ser investido Doctor «Honoris Causa» en Leyes por la Universidad de Gales en Lampeter, al noroeste de Cardiff, donde destacó también el papel de las regiones en Europa, según informa Efe.

En el acto, celebrado en el auditorio de la cuarta institución universitaria más antigua de Gran Bretaña, el President afirmó que «Europa ha sido vista históricamente como la salvación de Cataluña y España». «La entrada de España en las Comunidades Europeas fue más que un hecho político o económico: fue una rectificación histórica, el final solemne de un largo periodo de mutua ignorancia entre España y Europa», señaló el presidente catalán en su discurso de investidura.

SIMILITUDES CON GALES

Pujol, que fue presentado por el primer ministro galés, Rodhri Morgan, afirmó que la responsabilidad de las regiones, como Cataluña y Gales, pasa ahora por influir en las políticas y decisiones de la Unión Europea. En su opinión, el papel de Cataluña y Gales debería consistir en «seguir luchando para lograr un importante abanico de objetivos que son importantes para nosotros en la agenda comunitaria». Estos objetivos, según explicó el President, serían incluir las lenguas minoritarias en las actividades de la UE, fortalecer el Comité de las Regiones y conseguir la participación de las regiones en el Consejo de Ministros de la UE, «dado el precedente sentado por Alemania, Austria y Bélgica».

El reconocimiento hecho a Pujol por la Universidad de Gales ha sido el acto culminante de una visita a esta autonomía de Gran Bretaña que ha durado dos días. En la misma tarde de ayer el presidente autonómico regresó a España, junto con su esposa, Marta Ferusola y el «conseller» de Universidades, Investigación y Sociedad de la Información, Andreu Mas-Colell.