E.CARRERASVicenç Villatoro

TV3 promete presencia a la oposición para compensar la entrevista a Pujol

El socialista David Pérez provoca malestar incluso en su propio partido al acusar a la dirección de la CCRTV de aplicar la censura en TV3

ABC
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

BARCELONA. El director general de la Corporació Catalana de Ràdio i Televisió (CCRTV), Vicenç Villatoro, aseguró ayer en el Parlament que los medios de la Generalitat cumplen y cumplirán de forma «escrupulosa» las recomendaciones del Consell de l´Audiovi-sual de Catalunya (CAC) sobre pluralidad política. Así, Villatoro se comprometió a entrevistar a todos los líderes políticos catalanes, tal y como recomendaba el CAC, pero advirtió de que lo hará en el marco de los programas ya existentes y no en el mismo formato que se da a las entrevistas con el presidente de la Generalitat.

Villatoro se refirió así a la polémica destada por la última entrevista de TV3 a Jordi Pujol y las consiguientes recomendaciones del CAC, en las que este organismo ponía en tela de juicio el pluralismo político de la cadena autonómica. Sin embargo, Villatoro recordó que en su informe, el CAC «desestima abrir un expediente informativo» al canal por la entrevista en franja de máxima audiencia realizada al presidente de la Generalitat.

Esta entrevista fue criticada por la oposición y motivó una queja formal del PSC al CAC. La institución remitió posteriormente una carta a TV3 en la que recomendaba al canal garantizar la presencia de los líderes políticos de otras formaciones y hacía varias consideraciones sobre las entrevistas que TV3 y el Canal 33 emitieron con Pujol; el presidente del Gobierno, José María Aznar, y el líder del PP catalán, Josep Piqué.

En este sentido, el diputado del PSC Joan Ferran explicó que su partido «no tiene inconveniente» en que se entreviste al presidente de la Generalitat pero sí objetó que en la entrevista «Pujol no adoptó un rol institucional» y le acusó de presentarse como «un miembro destacado de CDC, hablando de sus maravillas» y elogiando al conseller en cap, Artur Mas.

Sin embargo, la intervención más polémica fue la del diputado socialista David Pérez, quien provocó el malestar de Villatoro y Oliver al reclamar que los trabajadores de los medios de la Generalitat no sean «censurados». «Esperamos que no haya una presencia masiva de líderes de CiU ante el periodo electoral y que no haya censura en el trabajo de los profesionales de TV3 y Catalunya Ràdio», añadió Pérez, a quien se sumó su compañera socialista Marta Camps.

Oliver respondió que en TV3 «no existe nada que se parezca a la censura» y que si en algún momento la dirección del ente intentara imponer criterios a los trabajadores éstos «desobedecerían» porque, según dijo, los 1.800 trabajadores de los medios de la Generalitat «no se dejan manipular y menos por instituciones ajenas al canal».