El PP propondrá en el Parlament que los municipios denuncien a los «sin papeles»

MARÍA JESÚS CAÑIZARES
BARCELONA Actualizado:

El PP quiere hacer extensiva a todos los municipios la iniciativa aprobada junto a CiU en Llavaneres (Barcelona), consistente en utilizar el padrón para denunciar a la policía a los inmigrantes en situación ilegal. Los populares presentarán en el próximo Pleno del Parlament una moción en la que proponen instar a los ayuntamientos a «comunicar a la Dirección General de la Policía la situación de estancia o residencia ilegal en el municipio de todas aquellas personas extranjeras que tenga conocimiento por su inscripción en el padrón de habitantes o, en su caso, reclamar al Gobierno del Estado que proceda a la solicitud permanente de estos datos». En la moción, presentada por el diputado del PPC, Rafael López, se propone también la creación de un «contrato de integración» por el que el inmigrante se comprometa a «cumplir las normas, a respetar los valores y principios constitucionales, aprender las lenguas oficiales y a pagar impuestos».

Pese a la polémica suscitada en Badalona por el reparto de folletos supuestamente ofensivos con la comunidad rumana, el PP no está dispuesto a secundar ese «pacto de silencio» que el tripartito quiere imponer en materia de inmigración. La presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, aseguró que este asunto se abordará de cara a las elecciones autonómicas. «Es nuestra responsabilidad abordar una cuestión importante para los catalanes», dijo la dirigente popular, quien ayer presentó su nueva campaña, que incluye carteles en vallas y autobuses, y el reparto de 50.000 folletos. El primer mensaje está relacionado con la bajada de impuestos. El coste total asciende a 100.000 euros.

Por su parte, el secretario general de CDC, Felip Puig, advirtió de que CiU «no firmará» ningún acuerdo con PSC, ERC e ICV-EUiA si éste sirve «para silenciar» los asuntos relacionados con la inmigración en la campaña electoral.Según Puig, «hay que hablar a fondo sobre las políticas de integración» y «no poner sordina» a este debate.

El líder de Unió, Josep Duran Lleida, también rechazó la propuesta del tripartito de dejar la inmigración «fuera del debate político», aunque precisó que hay que abordarlo con «responsabilidad».