El PP pide pantallas para ver la selección española que «algunos quieren silenciar»

El PP pide pantallas para ver la selección española que «algunos quieren silenciar»

JANOT GUIL | BARCELONA
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El presidente del grupo del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, reclamó ayer al consistorio que instale pantallas en lugares públicos para seguir los partidos de la selección española en la Copa Confederaciones, que se disputa en Suráfrica. Como se hizo durante los partidos de la última Eurocopa en otras muchas ciudades españolas como Madrid, Pontevedra, Vigo, Burgos, Segovia, Zamora, Salamanca, Zaragoza o Toledo. Como se hizo, para ver las gestas... del Barça de Guardiola.

El líder popular cursó esta petición vía comunicado el día después de que un grupo de independentistas quemara en Terrassa (Barcelona) una macropantaalla que el Consistorio instaló en la calle para ver a la selección; como homenaje a su ilustre conciudadano: el cerebro de «la roja» y del Barça, Xavi Hernández.

«Pido al Ayuntamiento de Barcelona que pierda los complejos ya que en Cataluña y España, pese a que algunos quieren silenciarlo, la selección española cuenta con una gran aceptación y seguimiento», señaló Alberto Fernández en una nota que evitó aludir a los incidentes de Terrassa.

Xavi Hernández fue elegido por la FIFA como mejor jugador del partido Suráfrica-España de la Copa Confederaciones disputado anteayer. Pero en la localidad natal del centrocampista no se pudo celebrar libremente la gesta.

Acción anunciada En la noche del sábado, cinco minutos después de comenzar el partido, un grupo de independentistas prendió fuego -al parecer con una suerte de cóctel molotov- a los bajos del entarimado que sustentaba una pantalla gigante colocada en plena calle, en la plaza de delante del Ayuntamiento de Terrassa, para retransmitir el duelo hispanoafricano. La acción era el remate de una manifestación independentista que se celebró instantes antes en la misma plaza y que días atrás ya fue anunciada en la prensa local como acto de boicot a la selección española.

La retransmisión del Suráfrica-España había sido organizada por Telecinco y el Consistorio egarense como homenaje a «su» Xavi, y se dio por suspendido tras el incidente.

Debido a las intensas llamaradas y a una espesa y negra humareda que causó el fuego las cerca de 500 personas que se habían congregado en la plaza -muchos de ellos, jóvenes y niños- tuvieron que ser desalojadas entre gritos y a la carrera, mientras mientras se apagaba el pequeño incendio, que a la postre no causó apenas daños materiales y ningún herido. Y ningún detenido, porque los agentes de los Mossos d´Esquadra que estaban en el lugar -se supone que al tanto de la anunciada protesta- no pudieron dar con los autores de los hechos y ahora investigan para encontrarlos.

Críticas a Saura

El alcalde de Terrassa, el socialista Pere Navarro, condenó el «acto de intolerancia» y lamentó que «se haya querido imponer por la fuerza la voluntad de boicotear un acto cívico y deportivo de apoyo» a uno de sus conciudadanos más reconocidos.

Por su parte, desde Ciudadanos (C´s) se apuntó hacia el conseller de Interior de la Generalitat, Joan Saura, del que afirmaron que, «una vez más», «ha demostrado su incapacidad e imprevisión ante la violencia callejera, que en este caso era previsible, y que ya es hora de que explique a los catalanes por qué los Mossos d´Esquadra no actúan ante este tipo de hechos delictivos (en la mente de todos sucesos como la quema de fotos del Rey) o, cuando lo hacen, lo hacen «tarde y mal».