Persistencia en un error

Actualizado:

«Si la Candelera plora, el fred es fora». La Candelaria lloró no ha pocos días, pero no se ha cumplido el decir. Claro que cuando estas líneas se publiquen a lo mejor las temperaturas ya vayan algo a la alza. Pero, debería decir «suben». Pues, tal como van las cosas, puede que no.En la misma ciencia meteorológica se está imponiendo dos errores.

Algo ajeno al lenguaje científico, y sin embargo poco a poco admitido por más de algún «Hombre del tiempo», y «Mujer del tiempo» también. En buena expresión científica, las temperaturas son «altas» o «bajas», nunca «frías» o «calientes», según tan a menudo se oye por emisoras radiofónicas y por pequeñas pantallas. Y parece que ya va habiendo poco que hacer para evitar el error. También algún que otro meteorólogo ha confesado que, si, que en los medios científicos se está construyendo el vicio.

Sabido es que a pesar de su grandes avances, la Meteorología no ha devenido ciencia exacta, aunque sí bastante de fiar. «Meteorología», que no «Meterología» como pretendió algún que otro perezoso locutor de radio... No, no es ciencia exacta, y no le exigimos lo que no puede dar. Sin embargo, debemos exigirle respeto a una que tampoco es ciencia exacta, pero sí constantemente preocupada por la perfección en el hablar, en el escribir, lo que equivale al pensar y, por lo tanto, al conocer: la Gramática, que el Diccionario académico hoy define como «Ciencia que estudia los elementos de una lengua y sus combinaciones».

Como toda ciencia, pues, la Gramática también tiene que ver con otras, y puede sentirse ofendida cuando se oye o se lee «temperatura fría», o «temperatura caliente», Por otra parte, ¿de dónde o de quién proviene este mal uso? ¿Tal vez de una muy común confusión?

Con frecuencia, máxime en el habla, se confunden «calor» y «temperatura», y «frío» y «temperatura», lo cual es erróneo, algo que ni metereólogos ni anunciadores del tiempo debieran cometer. En los medios radiofónicos se llegó a corregir lo de «meterología». ¿Se llegará a la corrección en los medios meteorológicos? Tengo mis dudas. Si a pesar de tener un título universitario hay meteorólogos que nos hablan de «temperaturas fría» o «calientes»...

Claro que no son pocos los universitarios que parecen complacerse -y seguramente se complacen- en cometer no pocas faltas de ortografía. En unos y otros, la excusa será siempre la misma: «Pero si da lo mismo...», «Pero si ya se entiende...» Cierto que se entiende. Sin embargo, no da lo mismo. La precisión gramatical, la gramatical corrección no son caprichos, igual si se trata de Letras que de Ciencias.

¿Tanto en unas como en otras el debatido Plan Bolonia conseguirá los debidos altos niveles universitarios? Si no lo consigue, la Candelaria tendrá que llorar durante mucho tiempo, y no precisamente para traernos calor.