Un pacto de precios entre autoescuelas genera la primera multa de Competencia

La segunda multa del TCDC condena a Baqueira Beret a pagar 3.000 euros por «conceder privilegios» a una escuela de esquí en detrimento del resto

ESTHER ARMORA/
Actualizado:

BARCELONA. El Tribunal Catalán de Defensa de la Competencia (TCDC) ha impuesto sus dos primeras sanciones tras su primer año y medio de andadura. La multa más importante -confecha del 21 de julio de 2004- impacta directamente sobre 19 autoescuelas de Sabadell (Barcelona), a las que el órgano catalán de la competencia responsabiliza de concertar las tarifas durante los años 2001 y 2002.

El importe de las sanciones, un total de 42, oscila entre los 1.000 y 25.000 euros y hacen referencia a tres conductas prohibidas por la Ley 16/1989 de 17 de julio, de Defensa de la Competencia, «consistentes en supuestos acuerdos para establecer las mismas tarifas para la obtención de permisos de conducción».

La resolución del TCDC, con fecha del 21 de julio de 2004, se inició a raíz de la denuncia interpuesta por un particular contra diversas autoescuelas de la localidad. El Tribunal catalán asumió el caso, que ha derivado en penalización. En los dos casos sancionados, el Tribunal ha dictado sus resoluciones a los dos meses de haber cerrado el proceso de intervención de las partes. Los afectados no pueden interponer recurso por vía administrativa, aunque sí pueden recurrir al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) en el plazo de dos meses que empiezan a contar el día después de la notificación.

Según la resolución del órgano autonómico, a la que ha tenido acceso ABC, las 19 autoescuelas sancionadas (Arisa, Arrahona, Benítez, Ca N´Oriac, Can Rull, Cifuentes, Creusur, Del Vallès, Elite, Galaxia, Girbau, Gran Via, Autoescola Gresol, L´Asfalt, Ros, Serraparera, Star 3, Tir y Torre Romeu) consensuaron los precios para la obtención de tres permisos diferentes de conducción: el de tipo B (las multas en esta categoría suman 146.000 euros), el A1 (15.000 euros) y el de tipo A (16.000 euros). Todas las sanciones impuestas a las autoescuelas suman en conjunto 177.000 euros.

El fallo del TCDC obliga también a los responsables de los centros a «abandonar» estas prácticas y establece que el listado de centros sancionados aparezca en «dos diarios de amplia difusión de Sabadell, así como la exposición del mismo en un lugar visible de cada uno de los establecimientos sancionados durante un período de seis meses».

Privilegios a una escuela de esquí

La segunda multa del TCDC, menos importante en cuanto a cuantía (3.000 euros), va dirigida al complejo invernal de esquí de Baqueira Beret por «abuso de situación dominante», conducta exlícitamente prohibida en el artículo 6 de la Ley 16/1989 de Defensa de la Competencia, consistente en «conceder determinados privilegios, en materia de descuentos en el forfet a una escuela de esquí en detrimento de otras que operan en la misma estación sin que haya justificación objetiva». Esta misma empresa fue objeto de un expediente sancionador por parte de la dirección general de Política Económica y Defensa de la Competencia del Ministerio de Economía en el año 1999.

El fallo del TCDC obliga también a los responsables del complejo invernal a que abandonen este tipo de prácticas. Establece, asimismo, que el contenido de la resolución se publique en el Diario Oficial de la Generalitat (DOG) y en dos diarios de información general de amplia difusión en Cataluña».

Los servicios catalanes de Defensa de la Competencia ultiman también una tercera multa, que podría darse a conocer en los próximos días, aunque fuentes del TCDC no quisieron adelantar el contenido.

Prácticas concertadas

En el caso de las autoescuelas, el Tribunal asegura en su sentencia que «ha quedado acreditada la existencia de prácticas concertadas» por parte de las 19 autescuelas de Sabadell para aplicar, a partir del año 2001, las mismas tarifas para la obtención de los permisos de conducción B, A1 y A. Esta conducta está prohibida por el artículo 1 de la Ley 16/1989, de defensa de la competencia. El Tribunal ha tenido en cuenta que en el mercado geográfico delimitado que es Sabadell, el hecho que todas las autoescuelas de la población concertaran los precios de sus servicios, «ha sido un grave perjuicio para la libre competencia».

El Tribunal Catalán de Defensa de la Competencia, que preside Lluís Franco, fue consitituido en enero de 2003 como el primer tribunal de estas características de ámbito autonómico. Su labor es velar por evitar conductas que atenten contra la libre competencia dentro del territorio catalán.