La alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín
La alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín - INÉS BAUCELLS

Núria Marín pronostica «savia nueva» en unas elecciones antes de abril de 2018

La alcaldesa de L’Hospitalet, Núria Marín, considera que el 2-O algunos líderes «se habrán quemado y habrá que poner savia nueva»

BARCELONAActualizado:

En historia de los intentos de golpe de Estado hay dos “tranquil”: el del 23 F que dijo telefónicamente el Rey Juan Carlos a Jordi Pujol y el que profirió la alcaldesa de L’Hospitalet el pasado 11 de septiembre a Carles Puigdemont,después de afearle al president de la Generalitat que no dejara en paz a los alcaldes. En una entrevista en el programa “Converses” de COPE Cataluña, Marin acusó ayer a la Generalitat de “poner en el objetivo” a los alcaldes en su convocatoria de referéndum ilegal del 1-O y ha recordado que los alcaldes “estamos fundamentalmente para resolver los problemas cotidianos de los ciudadanos”.

En opinión de la número 2 del PSC, poner a los alcaldes en el centro del “procés” se ha hecho para “calentar a los ciudadanos”, porque Puigdemont se podría haber “ahorrado” esa situación, ya que Marin considera que la Generalitat puede contar con la mayoría de locales para la votación del 1-O, al tener de su titularidad en toda Cataluña. La alcaldesa de la segunda ciudad catalana ha dicho que los ayuntamientos han tenido que soportar durante los últimos años de crisis económica al ser la primera línea de atención a los ciudadanos y sin la colaboración de la Generalitat ni del Gobierno central, de modo que tampoco ahora "debería ser el momento de ponernos en el centro del debate" secesionista. Máxime, cuando "estamos en un estado de derecho" y los alcaldes, cada uno a su manera, al asumir el cargo también se comprometen a respetar el ordenamiento jurídico.

Nuria Marín ha pedido que lo más pronto posible se restablezca un escenario de diálogo entre los partidos políticos catalanes y ha pronosticado elecciones autonómicas antes de abril próximo si no se producen antes de fin de año. La alcaldesa de la segunda ciudad catalana sostiene que al día siguiente del 1-O “volverá a salir el sol”, de modo que a partir del 2 de octubre los partidos políticos deberán emplearse a fondo para restablecer unclima de diálogo y convivencia para llegar a un “nuevo pacto”, a un “acuerdo para sacar adelante el país”. Un nuevo pacto en el que “habrá que poner savia nueva”, porque en su opinión “habrá piezas que se quemarán” tras el 1-O.

La dirigente socialista espera que en los días que faltan para el 1-O "se actúe con inteligencia y sensatez, y eso vale para todos" y ha recordado que el PSOE tiene una propuesta de reforma constitucional y de avanzar en el autogobierno de Cataluña. En ese sentido, Marín insiste en que los socialistas tienen una propuesta para solucionar la situación que se atraviesa en Cataluña, que incluye la reforma de la Constitución, del Estatuto y avanzar en el autogobierno y la financiación autonómica. Frente a su pronóstico de que habrá elecciones autonómicas “antes de abril del próximo año”, espera que el PSC “tenga la fuerza suficiente para sacar adelante un proyecto que aporte sentido común y soluciones”. Una alternativa que, a su juicio, pasa porque Miquel Iceta pueda ser el próximo presidente de la Generalitat.