Vídeo: Un ciudadano lanza una silla y derriba a un Guardia Civil - AFP

19 policías y 14 guardias civiles heridos durante las primeras intervenciones del 1-O

De los 893 heridos por las cargas policiales, dos han sufrido lesiones graves, uno al recibir el impacto de una pelota de goma en el ojo, según la consejería de Salud

MADRID/BARCELONAActualizado:

Un total de diecinueve policías nacionales y catorce guardia civiles han requerido atención médica inmediata por su trabajo hoy en los colegios donde se ha celebrado el referéndum independentista suspendido por el Tribunal Constitucional.

Así lo ha informado el Ministerio del Interior, que añade que, de todos modos, son "innumerables" los agentes que han sido heridos y han continuado trabajando para requisar el material electoral.

Por otra parte, según el último parte de la consejería de Salud, 893 personas han resultado heridas y contusionadas, dos de ellas graves, por las cargas de la Policía y Guardia Civil contra los ciudadanos que han acudido a los colegios electorales este 1 de octubre. En rueda de prensa, el consejero de Presidencia y portavoz del Govern, Jordi Turull, ha afirmado esta mañana en rueda de pernsa que «todos los daños personales y materiales son exclusivamente responsabilidad de Rajoy y el Gobierno del PP», y ha insistido en pedir la dimisión del delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo.

Uno de los heridos graves es un hombre que estaba esperando para votar en el colegio Ramon Llull de Barcelona y ha sido alcanzado en el ojo por una pelota de goma durante una carga policial para impedir el referéndum.El herido se encuentra hospitalizado en el Hospital de Sant Pau de la capital catalana, donde esta mañana un equipo de cirujanos le ha intervenido para intentar salvarle la visión del ojo afectado. Al parecer, según ha podido saber ABC, las lesiones son muy graves.

El hombre ha resultado herido en la actuación policial que ha tenido lugar a las puertas de la escuela Ramon Llull de Barcelona, donde los antidisturbios de la Policía Nacional han disparado pelotas de goma cuando, tras requisar las urnas del centro, se disponían a retirarse y han quedado atrapados entre los manifestantes.

El incidente ha tenido lugar hacia las 10.30 horas de estas mañana en la calle Sardenya de Barcelona, después de que los agentes antidisturbios dispararan las pelotas de goma cuando se retiraban, caminando hacia atrás detrás de los furgones policiales.

En medio de una gran tensión, los agentes han disparado sus escopetas de pelotas de goma, en trayectorias bombeadas, para mantener una línea de seguridad y poder abrir el paso a las furgonetas.

Algunas de las personas concentradas han mostrado en las redes sociales las pelotas de goma que ha disparado la Policía, las primeras que se utilizan en Cataluña desde que el 30 de abril de 2014 el Parlament prohibió su uso a los Mossos d'Esquadra y policías locales de Cataluña.

Poco después de las 10.40 horas, los agentes de la Policía, que habían quedado atrapados en la calle Cerdenya, esquina con Diputación, han podido finalmente abandonar la zona con sus vehículos.

En el colegio electoral del barrio, se han producido enfrentamientos entre agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) y vecinos que se concentraban para custodiar urnas y papeletas.

El otro herido grave es, según han precisado a ABC fuentes del departamento de Salud, un hombre de 70 años que ha sufrido un infarto en el barrio de la Mariola de Lérida en el momento en que se ha producido una carga policial para impedir el referéndum. las mismas fuentes han aclarado que «los agentes no han tocado en ningún momento al hombre». Técnicos de emergencias le han practicado "in situ" técnicas de reanimación pero, dada la gravedad de su estado, le han ingresado en el Arnau de Vilanova. Horas después, los facultativos del centro ilerdense han decidido trasladarlo al Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, donde, según ha podido saber ABC, permanece en estado crítico.

Según fuentes de Salud, de los 893 heridos atendidos hasta ahora, 384 se han asistido en la Región Sanitaria de Barcelona, 250 en Gerona, 111 en Lérida, 58 en Terres de l'Ebre, 47 en la región sanitaria de Cataluña central y 42 en el área sanitaria del Camp de Tarragona y 1 en la región sanitaria de l’Alt Pirineu i Aran .