Gas Natural prevé el restablecimiento del 50% del servicio para esta tarde

El Ayuntamiento de Barcelona mantiene abierto un expediente informativo para determinar responsabilidades

barcelona Actualizado:

Gas Natural Fenosa prevé que al menos el 50% de los abonados afectados por la avería en las conducciones de gas en Poblenou recupere esta tarde el servicio, del que carecían unas 4.100 familias desde que el pasado sábado la entrada de agua —procedente de una fuga— en una tubería de la compañía obligara a cortar el suministro de gas. Desde el domingo, unos 300 operarios trabajan en la extracción de agua de las instalaciones de Gas Natural, que esperaba en un primer momento que el lunes por la tarde se restaurara el servicio a la mayoría de los clientes. Esta mañana, sin embargo, sólo 1.350 clientes habían recuperado la normalidad en el suministro, lo que supone un 30% del total.

El Ayuntamiento de Barcelona abrió el domingo un expediente informativo para determinar responsabilidades de las empresas involucradas. La compañía Aguas de Barcelona aseguró que la fuga se produjo «como consecuencia de las obras que se están haciendo, desde el pasado miércoles, en la calle Pujades por parte de la compañía Fecsa Endesa». Por su parte, Endesa ha rechazado responsabilidades y ha asegurado que ya avisó el pasado jueves a Gas Natural de la existencia de olor a gas en la calle. Pese a este comunicado, ni Endesa ni Gas Natural desconectaron sus respectivas instalaciones hasta el sábado por la tarde, a petición de los Bomberos de Barcelona por motivos de seguridad.

Las escuelas afectadas ya han recuperado la normalidad del servicio, a excepción de una guardería pendiente de las comprobaciones de instalación interna y que no dispondrá de gas hasta que el examen dé positivo. También un casal de ancianos dispone desde el lunes de suministro con una unidad móvil y tan pronto como se recupere el servicio en ese punto dispondrán de gas natural a través de la red.

Gas Natural Fenosa ha recordado que se está haciendo cargo de los gastos vinculados a necesidades de comida y calefacción que los afectados puedan tener durante el tiempo que estén sin suministro y que pueden reclamar presentando las facturas.