Una imagen del pleno del Parlament
Una imagen del pleno del Parlament - INÉS BAUCELLS

Nace una asociación para «dignificar» la labor de los periodistas parlamentarios

El colectivo se estrena con el manifiesto «Sin preguntas no hay periodismo», para acabar con «las comparecencias a través del plasma»

BARCELONAActualizado:

Un grupo de profesionales de la información política en Cataluña ha puesto en marcha esta semana el Col·lectiu Ciutadella, una asociación de periodistas parlamentarios nacida con el fin de "dignificar" su labor, favorecer su actividad y ejercer de interlocutor ante instituciones y poderes políticos.

El colectivo, integrado por profesionales que trabajan en información política desde medios de distinta naturaleza -televisión, radio, prensa escrita, medios digitales y agencias de noticias-, tiene entre sus prioridades defender unas "condiciones dignas" de trabajo de los periodistas, "mejorar su formación", así como "fomentar el rigor, la profesionalidad y la veracidad" de las informaciones, según figura en los estatutos de la entidad.

Su núcleo fundador -del que forman parte Rafa Garrido (ACN), Odei Etxearte (El Punt Avui), Pablo Tallón (SER Catalunya), Àlex Tort (La Vanguardia), Francesca Campoy (TVE), Neus Tomàs (eldiario.es) y Marc Martínez Amat (RAC 1)- presentó ayer el proyecto en un encuentro en el Parlament con compañeros de profesión y espera crecer en las próximas semanas, para poder ejercer de "lobby" en defensa de los intereses del c olectivo de periodistas de información política.

Para llevar a cabo sus objetivos, este colectivo sin ánimo de lucro prevé organizar jornadas de debate, encuentros sectoriales de profesionales de los medios de comunicación, reuniones con políticos -tanto públicas como privadas- e incluso cursos de formación.

La asociación está abierta a todos aquellos periodistas que se dediquen regularmente a la información política o parlamentaria en Cataluña con una antigüedad mínima de un año y cuenten con el aval de dos socios de la entidad. El Col·lectiu Ciutadella se estrena esta semana acompañando su nacimiento con tres manifiestos con los que la entidad empezará marcando perfil.

El primero de los manifiestos se titula "Sin preguntas no hay periodismo" y propone a los medios en Cataluña un "gran pacto" para "intentar que las comparecencias a través del plasma" o en las que no se permitan preguntas "pasen a la historia", recurriendo si hace falta a acciones como por ejemplo un plante colectivo.

"Si no hay preguntas, no hay cobertura. Con excepciones, claro. Entendemos que un mitin tiene un formato concreto, y que un acto donde el presidente convoca elecciones no es equiparable a una comparecencia en el Parlament para hablar de feminismo", señala el texto.

El segundo manifiesto lleva por título "¿Dónde está la reforma horaria?" y también sugiere un "gran pacto de todos los medios en Cataluña" para presionar a las organizaciones políticas y las instituciones, planteando que "los actos que comiencen pasadas las seis de la tarde no se cubran", ya que se considera que subvierte toda posibilidad de conciliación de la vida personal y laboral.

El Col·lectiu Ciutadella ha impulsado un tercer manifiesto en el que se solidariza con los medios que en los últimos tiempos han sufrido recortes de plantilla a raíz de la crisis económica, informa Efe.