Multitudinaria marcha en Amposta contra el trasvase del Ebro

Políticos, liderados por Junqueras, y ciudadanos confían en que la Unión Europea tire atrás el plan aprobado y denuncian que deja para la zona un caudal insuficiente

ABC
BarcelonaActualizado:

Unas 50.000 personas se han manifestado hoy en Amposta en contra del nuevo Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro aprobado por el Gobierno en funciones, una protesta convocada por la Plataforma en Defensa del Ebro (PDE) y en la que han participado miembros del Govern y de los partidos catalanes excepto el PP y C's. La marcha es una de las más masivas que ha vivido hasta ahora el Ebro.

La protesta ha estado capitaneada por dos grandes tractores conducidos por miembros del sindicato Unió de Pagesos y por un simbólico gran nudo de una tubería, símbolo de la lucha antitrasvase. Además, ha encabezado la marcha una pancarta con el lema "El Ebro sin caudales es la muerte del Delta", a la que seguía una segunda pancarta en inglés: "Salvemos el río Ebro y el Delta".

Además de los vecinos del territorio, la Asamblea Nacional Catalana, Òmnium Cultural y la Asociación de Municipios por la Independencia también han dado su apoyo a la protesta fletando 59 de los 110 autocares que han llegado a Amposta desde diferentes puntos de Cataluña. Políticos catalanes también han acudido a la cita.

Junqueras y otros políticos

Los representantes políticos, con el vicepresidente catalán, Oriol Junqueras (ERC), a la cabeza, se han ubicado en una tercera línea tras una pancarta con el eslogan "Para Cataluña, Salvemos el Delta". Junto a Junqueras estaban la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, los consellers Josep Rull y Carles Mundó, diputados, senadores, alcaldes y cargos institucionales.

Junqueras ha expresado su convencimiento de que el nuevo Plan Hidrológico "no entrará en vigor" porque contradice, a su juicio, la normativa europea, mientras que Forcadell ha justificado su presencia en Amposta como representante de la "soberanía catalana".

Un caudal insuficiente, según la PDE

El nuevo Plan Hidrológico estima una previsión de agua para abastecer 465.000 hectáreas más de regadío en el periodo 2016-2021, que se añadirán a las 950.000 existentes en el anterior plan y la construcción de 56 nuevos embalses, además de un caudal ecológico "del todo insuficiente" para el tramo final del río, según la PDE.

La encargada de leer el manifiesto de la protesta ha sido la catedrática de la UAB Empar Moreno, quien ha solicitado la intervención de la Comisión Europea "para elaborar otro plan". "Mañana trasladaremos esta petición a la delegación de eurodiputados que visitarán el Delta", ha dicho Moreno, según recoge Efe.

Una delegación de eurodiputados de la Comisión de Peticiones hará una "visita exploratoria" mañana en el Delta y se reunirá con la PDE para tratar de qué manera la regresión afecta especies naturales.

Moreno también se ha referido a las instituciones catalanas: "Pedimos la implicación de todas las instituciones del Ebro y catalanas para derogar este plan, que vuelve a ser un trasvase por más que lo disfracen de solidaridad e intercambio agrícola".

Por su parte, el portavoz de la PDE, Manolo Tomàs, ha criticado la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE): "Hoy en día la CHE es rehén de una política de explotación y mercantilista del agua que en absoluto defiende el país o las tierras del Ebro".